sexualidad

Parejas que viven sin sexo

Bookmark and Share
Pin It

–Estoy preocupada. Mario y yo hacíamos el amor casi todos los días, ahoro sólo lo hacemos un par de veces a la semana. ¿Tendré que preocuparme?– Me comentó Cami hace un par de semanas, mientras vitrineábamos en Zara.

O sea, creo que es normal que la convivencia hace que los ciclos bajen, pero me parece que dos veces a la semana está dentro de lo “normal”.– Sentencié, echando mano a mi memoria a las historias de años y años sin sexo de las que me había enterado-.

Al contrario de lo que muchos piensan, las mujeres hablamos de sexo, y harto. No para fanfarronear de nuestras proezas, tampoco lo hablamos con cualquiera, sino sólo con las más cercanas, ya sea para compartir lo bueno que nos está pasando o preguntar si lo que estamos viviendo es “normal”. Pero sólo con aquellas que no te juzgarán o te mirarán extraño. Así es como te vas nutriendo a veces de historias de desconocidas, de las que no sabes sus nombres, pero sí sus experiencias. Así fue como me enteré de que había matrimonios que se mantenían juntos por 10 o más años sin tener relaciones o sólo un par de veces al año. Seguir leyendo »

El sexo es tuyo… disfrútalo

Bookmark and Share
Pin It

Francisca y Matías se conocen en el trabajo, es obvio que se gustan mutuamente desde el primer día. Matías busca excusas para juntarse con Francisca, pasan muchas horas juntos, saben de la vida del otro, pero todo ha sido en el ámbito del trabajo. Cuando termianan una reunión clave, saben que ya no podrán seguir juntándose tan seguido, al menos por temas laborales. Matías la invita a comer esa noche y ella acepta.
Franisca se pasa el resto de la tarde pensando en la ropa que se pondrá, si le queda bien o no el corte de pelo que, hasta ahora le encantaba. Siempre se pone muy nerviosa cuando tiene una cita con un “posible”, es como si tuviera que pasar un examen, y como en este caso él le importa mucho, es peor..
Corre a su casa, se mira al espejo, no le gusta su cuerpo, se encuentra guatona, piensa en depilarse , tapar las ojeras, limarse las uñas de todos lados, etc. Falta media hora para que Matías la pase a buscar, está muy alterada; por si fuera poco la llamo su madre y se le escapó lo de la cita con Matías y  la señora no ha parado de darle consejos: “No te muestres demasiado disponible, eso no les gusta, hazme caso”. Por fin llega, ella se mira al espejo y no le gusta como le queda el vestido, pero ya es muy tarde para cambiarse; él está igual que en la mañana, se disculpa con una reunión muy larga, “estas preciosa”, le dice.
Van a comer, conversación, vino, complicidad, él es divertido, se interesa en ella… “promete” . Es tarde, están a punto de cerrar el local, él avanza, la besa, la toca. Los dos tienen la misma idea en mente, el lo tiene claro, ella no tanto: ” Si me acuesto con él a la primera salida le pareceré demasiado fácil y dejaré de gustarle” , se recrimina, se inseguriza, se acuerda de su madre. Veinte minutos después están en la casa de él, ella no se relaja:” va a pensar que me voy a la cama con cualquiera” . El la abraza, le pregunta si le pasa algo y sigue adelante, le dice que es preciosa, que muere por ella; no obstante, ella se desconectó. ¿En qué piensa ella? Qué esta hinchada, en sus pechugas pequeñas, etc. El la acaricia en la cama, ella sigue tensa, piensa “no quiero que piense que soy fría en la cama”, se esfuerza, pero sabe que no tendrá orgasmo. El termina, le pregunta “¿te gustó?” Ella dice sí. Seguir leyendo »

Mitos y leyendas sobre la anticoncepción

Bookmark and Share
Pin It
  • Publicado por Cosmo
  • bajo Sexo
  • 27 de octubre de 2011

Se habla mucho sobre la anticoncepción, sus pro y contras, sobre el uso y no uso de los anticonceptivos. Por esto mismo se han creado ciertos mitos y leyendas, y ante esto el común colectivo de las personas ya no tiene seguridad de lo que es cierto y lo que no lo es. Claramente, muchas tienen el panorama clarísimo, pero siempre hay una que otra duda con respecto a algún rumor en este tema. Es por esto que encontramos muy últil la expplicación mito por mito que hace la ginecóloga y experta en Sexualidad Humana y Educacion Sexual, Myriam Ribes. Seguir leyendo »

¿Cuántas veces piensas en sexo?

Bookmark and Share
Pin It

Hemos leído en reiteradas ocasiones en Mujer y Punto sobre la importancia del material erótico con que cada mujer cuenta en sus recursos cognitivos (pensamientos) para generar o potenciar el deseo sexual; hoy conversaremos brevemente sobre el simple hecho de “pensar en sexo”.

Hace poco estuve en Buenos Aires en el Congreso Latinoamericano de Medicina Sexual y una Ginecóloga Brasilera comentó sobre un pequeño estudio relacionado con la cantidad de veces que una mujer piensa en sexo, tanto en el día, en la semana, en el mes o nunca. Mientras la escuchaba no dejaba de pensar en que efectivamente la única forma de hacer “algo” usual y presente en la vida de las personas es mediante en pensamiento. Seguir leyendo »

Después de un término amoroso doloroso…¿cómo disfrutar mi sexualidad sola?

Bookmark and Share
Pin It
PREGUNTA:

“Hola, estoy pasando por un periodo de luto porque ya hace un mes que terminamos con mi pololo, entonces yo necesito saber qué hacer ahora para entender de mejor forma las cosas, porque aún lo quiero, pero estoy tratando de no forzar las cosas entre nosotros, estoy preocupada por mi confusión, me repito a cada rato “quiero estar bien y ser feliz” pero tengo pena, por otra parte me gustaria saber ejercicios para buscar el deseo sexual y no aburrirme al hacerlo, porque eso me pasa cuando quiero investigar sola, me gustaría disfrutar de mi vida sexual, aprender hacerlo……..¿cómo parto?. Muchas gracias por la orientación”. Seguir leyendo »

Lo erótico y lo porno

Bookmark and Share
Pin It

Claramente cada uno de nosotros ha crecido escuchando ambos términos y muchas veces asociándolos a la misma definición o entendiendo lo erótico como algo más “suave” que lo explícitamente pornográfico.

De pequeñas crecimos escuchando normas rígidas que abarcaban en tan sólo una mirada, definiciones particulares sobre ser mujer y hacerse respetar por lo mismo: “siéntate con las piernas cruzadas”, “bájate la falda”, “esa falda es muy corta”, en fin, frases que no sólo pertenecen a una crianza dentro de un techo familiar, sino dentro de una cultura que potencia ciertos comportamientos y creencias relacionados a la sexualidad. Seguir leyendo »

Cerrar ventana

Suscríbete a Cosmopolitan por mail!

Ingresa tu correo a continuación, y recibirás diariamente un resumen de todo lo nuevo que hayamos publicado en nuestro blog.