21 de 11 de 2017

Por qué no tienes (ni puedes) caerle bien a todo el mundo

porquenodebescaerlebienatodoelmundo

¿Te has fijado cuantas veces haces algo sin ninguna mala intención y alguien se molesta contigo por ello? A continuación, te contamos qué es lo que puedes hacer al respecto

A todos nos gusta tener armonía en nuestro entorno social, ¿o no? Y, sin embargo, tarde o temprano, siempre hay algún problema con tal o cual persona. Por supuesto, intentamos arreglar la situación, hacer las cosas mejor la próxima vez… pero de nuevo, tarde o temprano, a alguien le parece mal lo que hemos hecho.

Esto nos deja en una situación un poco compleja: queremos tener armonía con nuestro alrededor, pero no sabemos cómo. Más aun, cuando somos más espontáneos y honestos con nosotros mismos, algunas de nuestras personas más cercanas se molestan o nos rechazan. ¿Qué hacer?

Pues nada. Sí, leíste bien. No hay que hacer nada, o lo que es lo mismo: Sólo se tu mism@.

Veamos por qué: Uno realmente no tiene control de qué es lo que piensan las otras personas. Por lo mismo, uno nunca puede saber si les caerá bien o mal cómo uno actúe. Si uno se preocupa constantemente de eso, estará siempre pisando huevos, y vivirá en un estado de estrés y preocupación por el “qué dirán”. Cómo muchos saben, es un estado insoportable. Si, en cambio, uno no se preocupa, los problemas serán entonces solamente del que se aproblema.

04965a8c96111ffe7e6e1c1b22e5f9d8

Por tanto, te propongo lo siguiente: Sé mínimamente respetuos@: no mates, maltrates ni seas abusiv@ conscientemente. Si hay un malentendido, habla al respecto sinceramente e intenta arreglarlo en lo posible. Si hay alguien a quien no le gusta cómo estás siendo y te lo hace notar, es válido, puedes revisar si te hace sentido el alegato e intentar cambiar. Y si no te hace sentido, pues déjalo ir.

El resto del tiempo, no te preocupes y se libre. Y olvídate de que los problemas se acaben, eso no va a pasar. Simplemente, vive los dolores que a todos nos tocan, y no te preocupes por cosas que están fuera de tu control, pues no vale la pena darles más atención de la necesaria. Empieza a vivir más amorosamente con quien eres. Pues, tal como dice un dicho que escuché hace poco: No eres monedita de oro para caerle bien a todo el mundo.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último