10 de 11 de 2017

Pasión verde

maravillosapalta

La palta ya no es solo un esencial en la cocina: tampoco puede faltar en tu cosmetiquero, ya que se ha convertido en todo un beauty essential.

Además de ser una fruta deliciosa (porque sí, sí es una y sentimos decepcionarte si creías que era una verdura), le aporta a tu organismo infinidad de beneficios. Así que la próxima vez que vayas al súper llévate una ración extra para tus mascarillas y elige productos para tu piel que la contengan.

Primero que todo, queremos explicarte nuestra obsesión con este manjar, pues gracias a sus propiedades humectantes podrás hidratar tu piel de manera totalmente natural. Se dice que las mujeres de culturas antiguas, como la maya o la inca, utilizaban la palta durante sus rituales estéticos. Debido a que es un alimento de origen totalmente natural y su contenido de nutrientes es muy alto, es considerada un superfood; para empezar, posee una gran cantidad de vitamina C, que a su vez dispone de propiedades antioxidantes y ayuda a mejorar la producción de colágeno y elastina (estas dos proteínas previenen la aparición de arrugas y signos de edad, y son grandes aliadas de la firmeza de tu rostro). También contiene vitamina E, que es otro antioxidante importante.

Por otro lado, su aceite es muy solicitado, pues tiene ácidos grasos monoinsaturados, los cuales ayudan a mantener la humectación en la epidermis, propiciando un cutis mucho más suave y brillante. Otro de los beneficiados será tu pelo, ya que las mismas ventajas, en cuanto a hidratación y suavidad, se pueden reflejar en las puntas maltratadas y secas. ¿Cómo obtener todos estos dividendos? La primera alternativa es comenzar a buscar en todas las etiquetas de los productos que alguno de sus ingredientes sean la palta o bien aceite del mismo, pero si eres de las que prefieres preparar sus fórmulas mágicas en casa y de manera más económica y natural, te invitamos a realizar tus propias mascarillas o smoothies, así que continúa leyendo para descubrir cómo.

home-made-treatment-for-dry-hair-using-avocado

Las mascarillas que puedes realizar son fácil de hacer y lo único que necesitas es comprar muchas paltas.

1) Rostro: pela la palta, posteriormente toma la pulpa y machácala hasta que te quede una masa de consistencia cremosa. Aplícala alrededor de todo tu rostro (limpio), con la ayuda de una brocha o de tus manos previamente lavadas. Después deja que actúe durante 15 minutos y, finalmente, enjuaga con agua tibia. Al instante sentirás el cutis mucho más suave e hidratado.

2) Ojos hinchados u ojeras: puedes cortar rodajas delgadas y dejarlas alrededor de tus ojos por 20 minutos con el objetivo de desinflamar. Descubrirás que esta fruta se puede mezclar con otras para crear mascarillas; otra opción que te sugerimos es combinarla con medio plátano y una yema de huevo; esta pasta se deja por 10 minutos y después se remueve con agua tibia.

3) Pelo: seguramente tus puntas se ven secas y maltratadas, así que te recomendamos hacer tu propio acondicionador de palta. Los ingredientes que requieres son un fruto grande y aceites de coco y esencial. Primero derrite el de coco a temperatura baja para que se pueda mezclar con mayor facilidad , agrega el puré de palta (previamente triturado) y el de esencial. Úntalo muy bien en tu pelo de medios a puntas, y deja que penetre, enjuágalo después de 30 minutos con la ayuda de tu shampoo.

¿Cuándo aplicar la mascarilla?
Seguramente después de quedar tan maravillada con la palta como nosotras, te preguntarás: ¿Cada cuánto y en qué momento del día debo ponerme el tratamiento? Al ser natural puedes aplicarlo tan seguido como lo desees y no importa la hora; sin embargo, te sugerimos que lo hagas antes de dormir, para que tu piel se regenere mientras descansas.

[Fuente: Cosmopolitan Chile - Edición Octubre]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último