25 de 09 de 2017

Por qué es muy probable que no seas quien crees que eres, y cómo saberlo

quiensoy

La mayor parte de las personas va por la vida pensando que son lo que piensan que son. Pero eso no tiene nada que ver con lo que realmente son – de lo contrario, cuando no pensaran, no existirían. ¿Quieres descubrir quién eres, entonces?

Dentro de nuestra propia experiencia, hay una percepción que todos tenemos, pero pocos nos damos cuenta qué tenemos. Constantemente, nosotros escuchamos una voz que nos habla, a la que le llamamos mente. La forma en que nos habla es a través de los pensamientos. De hecho, los escuchamos tal como escuchamos el canto de un pájaro o el ruido de los autos, pero dentro nuestro.

Ahora, la mente hace algo bien especial. Siempre que habla, usa la palabra yo, y dice cosas como “yo soy una persona increíble” o “yo no puedo aprender eso”. Y nosotros, sentimos que estamos hablando de nosotros mismos. Pero eso es un error. Es la mente la que está hablando.

quiensoydos

Desde muy temprana edad, nos enseñan que esa voz interna que dice yo, somos nosotros mismos. Pero, de la misma forma en que tú no eres tu boca que habla, no tienes por qué pensar que tú eres tu mente. Tienes una mente, es cierto, tal como tienes una mano o una boca, pero no eres ella.

Confundirte a ti mismo con la mente es algo que a la mayor parte de las personas les ocurre y es la razón por la que lo pasan mal en la vida. ¿Por qué? Pues porque la mente es una herramienta que tienes para resolver problemas prácticos, como saber cuándo cruzar la calle o cuándo el arroz está listo. Pero es una pésima consejera de lo que tiene que ver con tus gustos o emociones. Emociones como la felicidad: Nunca nadie ha sido feliz pensando, más bien al contrario. Intentar vivir la vida desde los consejos de la mente es como tratar de aprender cual es la mejor forma de dar un beso con una calculadora. No se puede.

quiensoytres

La invitación hoy, es a que te empieces a dar cuenta de cuando tu mente está hablando, y la comiences a escuchar, tal como lo que es: una voz dentro tuyo. Y tal como cuando escuchas a otra persona, podrás empezar a ver cuándo te sirve lo que ella dice y cuando no. ¡Compruébalo! Cuestiona a tu mente y sus creencias que te hagan sentir mal. No hagas todo lo que te dice. Verás que empiezas a tomar muchas mejores decisiones y te sentirás mejor.

Martín López Valdés
Psicólogo clínico
www.martinlopezvaldes.com

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último