28 de 07 de 2017

Obsesionada con mi ex

obsesionadaconmiex

¿Por qué si sabes que terminar fue lo correcto sigues pensando en él? Sigue los consejos y supéralo ya…

Sí. Fue horrible. Lloraste, maldijiste, te comiste todo tu refrigerador, pero era algo que tenías que hacer. Esa relación ya te hacía daño. Incluso sentiste un leve alivio. Entonces, ¿por qué no puedes olvidarlo? ¿Por qué te despiertas cada noche analizando si hiciste bien o mal? ¿Por qué te arrepientes y te entran el miedo y la culpa? ¿Por qué otras veces le deseas el mayor de los males y fantaseas con que le caiga un piano encima? Te das cuenta de que estás mal cuando te encuentras frente a sus redes sociales “stalkeando” a ver si ya tiene nueva polola o qué está haciendo con su vida. Te sientes fatal, pero no puedes evitar la tentación. ¿Por qué te aferras y no puedes dejar ir el pasado? ¿Qué te pasa?

¡ES NORMAL!
No importa cómo haya sido el término, si tú lo decidiste o él. Dejar ir cualquier cosa es difícil si creaste cierto apego. Peor aún en una relación; como cuando te peleas con una amiga o con tu hermana. Es algo que te ronda en la cabeza en el proceso del duelo. Pero el problema con una relación de pareja es que, además, se crean vínculos biológicos difíciles de romper.

breakuptwo

EL CAMBIO HORMONAL
¿Recuerdas tus primeras fases de enamoramiento? ¿Cuando veías todo bonito y el mundo parecía mucho más brillante? Eso es debido a las hormonas que se producen. Sí, el amor es como una droga. Al principio, y peor con los besos, se generan serotonina, endorfinas, oxitocina y dopamina, un cóctel casi alucinógeno que te hace sentir bastante feliz todo el día. Pero ahora, abruptamente, ves la otra cara de la moneda, en el que todo es tristeza, ansiedad… ¡Pobre de tu cuerpo! Dale un respiro.

Pero… ¿cómo superarlo?

1) Lo primero es que conozcas las etapas por las que pasas cuando te obsesionas y lo veas como si se tratara de la recuperación de una adicción.
2) Sé compasiva contigo misma. Ten paciencia. Cada vez que te recrimines, te culpes o incluso cuando quieras contactarlo, llama a una amiga que sea tu “policía”. Habla con ella para que te recuerde quién eres. Debe ser alguien muy sincera que no tema hablarte con la verdad y confrontarte, porque si te va a dar en el gusto o a seguir la corriente, no sirve. Otra manera es que cuando tengas estos pensamientos realices una actividad que te mantenga ocupada, como hacer 50 abdominales o correr en lugar de llamarlo. No únicamente generarás endorfinas gracias al ejercicio, sino que, además, quedarás guapísima para tu nueva etapa.

breakupone

3) Si caes, tampoco te recrimines, pero ten conciencia de que en realidad no fue buena idea y proponte firmemente no volverlo a hacer.
4) El mejor modo de entrar en la etapa de aceptación es darte cuenta de que no eres la única que ha pasado por esto, pero, sobre todo, si te enteras de historias similares a la tuya (o te acuerdas de cómo criticaste a tus amigas por como se veían), será más fácil que no te quieras comportar así y te retires más rápido. Siempre habrá alguien más obsesionada que tú y verás que desde afuera no se ve nada bien.
5) Pregúntate cuál es el verdadero problema de fondo. Sí, es difícil dejar ir, es fuerte terminar una relación y es duro sentirse rechazada. Pero si lo ves a profundidad, eso te está hablando de problemas que, quizás, tengas que resolver de modo individual. ¡Es una gran oportunidad de crecimiento!

Fuente: Revista Cosmopolitan Chile
Fotografías: Revista Cosmopolitan Chile

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último