18 de 07 de 2017

Consigue el abdomen de un ángel

victoriasecretsport

¿El secreto de las modelos de Victoria’s Secret? ¡Ejercicios hipopresivos que trabajan a profundidad los músculos clave! Ideal para quienes desean tener un estómago plano, tonificado y fuerte… ¡Descubre aquí como lograr una espectacular figura!

La gimnasia abdominal hipopresiva es uno de los secretos mejor guardados de las modelos y celebrities para luchar contra los rollitos de más, ya sea para recuperar la figura después de sus embarazos o, simplemente, como parte de su rutina. Esta serie de ejercicios, que en realidad no es tan compleja, resulta poderosísima para tonificar el estómago.

Consiste en generar una presión profunda, paulatina y total adentro de la cavidad abdominal, provocando una tensión que endurece y recoge al máximo los músculos. El entrenador Eduardo Patraca explica: “Técnicamente se busca que por medio de la contracción diafragmática y en apnea respiratoria consigamos un efecto de succión en nuestro estómago. A su vez, esto provocará una contracción refleja de la musculatura del suelo pélvico y abdominal”. ¿El resultado? Unos abs de acero.

via GIPHY

Preparación: Realiza un ligero calentamiento o hazlo al final de tu rutina de ejercicios.
EJECUCIÓN
Paso 1: Párate con los pies alineados con las caderas. Flexiona ligeramente las rodillas y estira tu espalda y cabeza hacia arriba, como si crecieras (elongación).
Paso 2: Toma aire con lentitud. Concéntrate en hacer crecer y expandir el diafragma.
Paso 3: Saca el aire com-ple-ta-men-te.
Paso 4: Casi simultáneamente, ya sin nada de aire en la cavidad abdominal y sin tomar aire de nuevo (apnea respiratoria), hunde al máximo el diafragma y el abdomen, de tal manera que tus costillas queden abiertas. Rectifica tu elongación y mantente ahí. Sentirás un movimiento
de tracción, contracción y elevación en todos los músculos de la zona. ¡Simplemente magia pura!
Paso 5: Respira y descansa. Adquirir la condición que te permita series de ocho o 16 tiempos continuos no es fácil. Requerirás disciplina
y constancia, pero verás que los resultados valdrán toda la pena.

Una vez que hayas dominado la técnica podrás ejecutarla alternando diversas posturas. Aquí, algunas sugerencias:

Postura 1: Parada con una pierna atrás estirada y la otra adelante flexionada, pero sin separarlas demasiado. El torso ligeramente inclinado hacia adelante. Los brazos en curva, de tal modo que las palmas queden abajo y los dedos de cada mano hacia adentro.
Postura 2: En cuatro; con las puntas de los pies flexionadas, las rodillas en un ángulo de 90 grados, los codos ligeramente flexionados y los dedos hacia adentro. La cabeza metida hacia el pecho para que la espalda quede recta.
Postura 3: Sentada sobre el piso con las piernas juntas y ligeramente flexionadas, las puntas de los pies hacia el techo, las palmas abajo y la cabeza al frente.

¡¡STOP!!
No debes practicarlos si estás embarazada, sufres presión arterial alta o has tenido una intervención quirúrgica recientemente

[Por: Maricruz Pineda Sánchez / Asesoría: Eduardo Patraca, Fitness Training]

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último