28 de 06 de 2017

#RELATOSDEUNASOLTERA: Ellas las bacanes

mujeresslide

Antes de empezar quiero hacer un desahogo, y tiene que ver con los hombres que no contestan los mensajes de WhatsApp. ¡Ojo! que en este caso no decía nada en particular, solo era como una especie de saludo para saber de él y de su vida, ya que hace rato que no nos comunicábamos…

No sé si están de acuerdo conmigo, pero no recibir respuesta cuando no hay mala onda ni hostigamiento anterior es latero, pero el problema no es uno, es de la mala educación del otro.

Lo que agrava esto es cuando se digna a aparecer y te dice frases como: “Tuve todo el día el celular apagado” o “he estado súper ocupado“ y la que es peor… “no tenía ningún mensaje tuyo”.

¡Chicas! La verdad es indiscutible, nadie está tan ocupado para no responder algo breve. La persona que no contesta es porque tomó la decisión de no hacerlo. ¿¿¿Acaso no son los primeros en escribir cuando andan calientes??? Eso no más les digo…

interiorcell

Ya desahogada para no atragantarme con mis palabras empiezo con mi columna, que reconozco me costó escribirla porque trato de no hablar mal contra mi género, pero hay un tipo de mina que realmente ME PUDRE.

Me voy a referir a este prototipo precisamente para defender lo que somos, y ojalá quienes se sientan identificadas con lo que voy a decir les den una vuelta al cómo viven su rol de minas.

Creo que la idea es potenciar lo que somos, ojalá diferenciarnos en lo que más podamos a los hombres y eso no pasa por no luchar en pro de la igualdad de sueldos, cargos laborales, tareas domesticas, libertad de expresión, entre otros puntos vitales, sino en potenciar y cuidar nuestra propia naturaleza.

De este argumento se desprende la mujer tóxica de la que quiero hablar. Es efectivamente la que ve a todas las de su especie como una “guevona tonta, irresponsable, que maneja mal, que no sabe separar sus problemas personales con los laborales y que cae en colapso cuando la presionan”, por su puesto que son todas las minas así pero ¡MENOS ELLA!

mujeresinteriortres

Este tipo de personaje despotrica todo el santo día contra su propio género y se vanagloria diciendo que “solo tiene amigos ‘hombres’ ya que así no tiene problemas”, la entienden en su mentalidad práctica y no anda metida en cagüines baratos (Ja-ja-ja). También tira tallas tan básicas como “deba andar con la regla” o “está así porque le falta sexo”… ¿¡QUÉ ONDA!? ¡¡Acaso no está cachando que con sus burdos comentarios perpetúa el machismo y el sexismo!!

Son fáciles de identificar: les coquetean a todos, incluso al mas feo del grupo, hablan fuerte, exigen que la escuchen, anda siempre con ropa sexy y cree que tiene a todos locos, pues su mezcla de inteligencia superior y belleza física, es afrodisiaca. ¡¡Paaabre!!

Amiga, si usted es una de esas, déjenme decirle que no salva a nadie con esa actitud de “divina, grandiosa y genia”. Nooooo, así como yo, los minos también se ríen de ti y lo hacen cuando te das la vuelta. Fíjate que ellos son tanto o más peladores que nosotras.

Deja atrás esa autosuficiencia, déjate de dar consejos rascas luego de leer un libro de autoayuda malo, ni tampoco bailes como gata hot para que te miren. ¡Ah! Menos te tomes hasta el agua del florero para ser tan ruda como ellos.

mujerinteriordos

El respeto parte por aceptar quien eres y te recuerdo que naciste del útero de una mujer, por lo que deberías sentirte feliz de rodearte de otras como tú.

Deja la sobreactuación y el “luz, cámara y acción las 24 horas”, ya que ese grito ensordecedor de “existo” se torna patético.

Esto quería decir y a su vez, quería proponerles llevar a cabo la campaña “salvemos a una perdida”, capaz que nos ganemos un pedazo de cielo empatizando con estas chicas que solo actúan así porque son infelices con lo que son y están muertas de miedo de no ser aceptadas ni queridas.

Así que si conocen a alguna entregue compasión y un abrazo, dígale que no está tan sola como cree y que no sienta tanta rabia con ella misma, por que ser mina es bakán, pasar por la bipolaridad máxima igual y comer chocolate cuando nos llega a regla no tiene precio.

4 comentarios

Amanda Líos

03 de julio de 2017

Wow!!!! Deb que fuerte tu historia, pero lo primero que quisiera decirte es que aquí tienes una amiga y cualquier cosa en la que tu quieras hablar siempre estoy disponible en mi correo o instagram. En todo caso lo que me nace decirte es que a pesar del dolor que te ha generado el bullying sin lugar a dudas tu vas a salir fortalecida, porque te vas convirtiendo en una mujer fuerte y que sabe distinguir las cosas realmente importantes de la vida. Deb eres una grande y nadie te puede decir lo contrario… tampoco lo permitas. Beso gigante

Amanda Líos

03 de julio de 2017

Mayra creo que leíste mal, yo no critico a las mujeres que tienen amigos, sería obtuso de mi parte, porque ellos son un pilar fundamental en mi vida y necesito siempre su mirada para resolver muchas cosas en mi vida. Lo que hablo es de las mujeres que solo se rodean de hombres para validarse denigrando a sus pares, lo cual no me parece. Tal como tu dices en ambos géneros no todos son damas ni caballeros. Cariños

Mayra

02 de julio de 2017

Querida esta vez utilizar a la mina superficial colega tuya fue pesima idea....ya que somos muchas a las que nos resulta mas facil tener amigos hombres y eso no quita que tratemos bien a las mujeres....Pero la verdad es que la mala onda y competencia estupida entre el género impiden tener una amiga 100% leal..Siempre trato bien y segun muchas mujeres yo soy su amiga...pero la verdad ellas no lo son mias...ya que he debido hacer vista gorda cada vez que le coquetearon descaradamente a mi novio en mi cara, trataron de dejarme mal en el trabajo u me dejaron plantada....Sorry entre nuestro género no todas son unas damas!!!!

Deb

30 de junio de 2017

Hola Amanda, te leo todas las semanas. El tratar con otras mujeres me ha resultado complejo aveces. Recuerdo en el colegio y en la Universidad que mis compañeras hayan dicho a mis espaldas "La suerte de la fea, la bonita la desea", por el mino que tengo de turno, o también de haber tenido una amiga que le tiraba cloro a mi ropa más linda o que cuando ya no quise ser más su amiga por tóxica, mandó a una matona para que me pegara, y podría seguir en una larga lista de traumas que tengo con ciertas mujeres. Muchas veces por la forma en la que nos crían "competitivas entre nosotras" se presta para que cueste tener una amiga de verdad. Para evitar todos estos problemas, he preferido tener amigos y me llevo mejor con ellos. Por mi parte hago el esfuerzo de ser leal entre nosotras, de no calentarle la sopa ni ser coqueta con el mino de otra, y otros códigos que deberían ensañarnos de pequeñas en casa. Sueño con el día en que se terminen todas estas prácticas destructivas entre nosotras. Me encantaría tener una amiga como tú. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último