12 de 05 de 2017

Llorar en el sexo, ¿por qué?

sexslidesex

Catalina tiene una pareja sexual hace unos seis meses. Viven en ciudades distintas, así que se ven fin de semana por medio. Pero cuando se ven, son tantas las ganas acumuladas de estar juntos que aprovechan todo minuto para mantener contacto físico y jugar con caricias y besos.

Ese sábado no era distinto. La Cata partió al terminal temprano para esperar su llegada. Y José Miguel venía ansioso por el reencuentro. Se besaron como las películas y pasaron a tomar desayuno a un local ahí cerquita. Rieron y conversaron mientras se tomaban las manos.

Luego, se fueron al departamento de ella, que recibía el sol otoñal por la ventana. Él dejó su bolso y se dio una ducha. Ella encendió la estufa. Al salir del agua, él la llamó al dormitorio y comenzaron esas sesiones que adoran hacer juntos, la de masajearse y besarse largamente.

sexsextres

Fue tan intenso y extensivo en el tiempo lo que iban sintiendo, que cuando ya lo estaban haciendo y luego de varias embestidas, Catalina grita fuerte, con ese sonido que sale del estómago, que explota en el pecho, que pone el rostro rojo y el pecho sudado. Se arquea y la piel se le eriza por completo… Y llora. ¡LLORA! José detiene el movimiento y la mira sorprendido, con los ojos redondos y asustado.

¿Qué hice mal?, piensa… Y ella se avergüenza. Se produce un silencio. Él no sabe si preguntar y ella no sabe qué decir. Un raro momento quiebra la pasión y sólo se miran.

Creo que este es uno de los momentos que más descoloca a los hombres, cuando ella en pleno goce sexual y gemidos, suelta lágrimas que él no sabe interpretar. Se asusta, se avergüenza y hasta se cuestiona si lo estará haciendo bien o realmente mal como para llorar. Pero no tiene nada que ver. Si bien no les pasa a todas ni menos todas las veces, ocurre y muchas ni saben por qué.

sexsexuno

Lo cierto es que en el momento más álgido del placer y durante el orgasmo, el cerebro libera grandes cantidades de oxitocina, la maravillosa hormona relacionada al goce, la felicidad y la conexión. Y esta oleada hormonal puede ser tan abrumadora para nosotras, que no nos queda más que liberarlas a través del llanto o de la risa hasta con carcajadas. ¡No es más que pura liberación de energía sexual!

A este estallido emocional y físico de placer le siguen sensaciones de tranquilidad y relajación que benefician la salud emocional, ¡y no son de exclusividad femenina, pues a ellos también les puede pasar! Así que a no preocuparse por el tema y a disfrutarlo como una manifestación más del cuerpo de que lo está disfrutando y de que es libre de sentir y gozar.

Karen Uribarri
@karenuribarri
www.sexoconk.cl

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último