02 de 05 de 2017

#RELATOSDEUNASOLTERA: MI AMIGA Y EL GRINGO

gringo-mino

Si yo soy pastel, mi amiga Berta es lo siguiente: un cup cake relleno, con harto merengue, colores y dibujitos. Siempre se manda alguna cagá y hay que andar salvándola pa’ que después no caiga en alguna depre, de donde cuesta la vida sacarla, porque se siente fea, perdida y que nadie la quiere.

La gorda como le digo de cariño no es tan gorda, pero si porfiada, porque dale con ponerse ropa que la hace ver más ‘grande’. Por ejemplo, tiene una falda con vuelos que le encanta y cuando la usa se parece un poco a ‘Gloria’ de la película Madagascar. Yo le digo que se la saque, pero dice: “Ah, no sé yo! Yo llegué a esta vida a ser feliz y no ha cumplirle las expectativas a la gente, así que me importa un huevo si me veo como hipopótamo con la falda. Total a mí me gusta”.

Con eso no existe nada que le pueda decir y menos si le menciono que la corte de comer pasteles esos días antes que le llegue la regla… es capaz de sacarme la cresta porque según ella “necesita azúcar”, ya que las hormonas la pueden hacer cometer más condoros. Pero así como la gorda es idea fija, también en esa intensidad se entrega a la amistad. Es tan cariñosa y tiene esa alma de ‘abuela’ que es capaz de hacerte un queque cuando te sientes mal o ir a pegarle a un tipo que te hizo sufrir. Ella se desvive por entregar amor y por eso, cada vez que me viene el bajón, me voy a su depa y sin preguntarme nada me manda a acostar y me prepara puras cositas ricas pa comer y me da de esos abrazos sanadores que me hacen volver a ser niña y llorar hasta que me de hipo.

Bueno y esa es mi mejor amiga, que por ser como es me cuesta decirle que NO cuando me pide que la apoye en algunas de sus “fantásticas ideas”… Reconozco que cuando lo hago, le digo: “¡No me pidas que te apañes más! mira en cada wevá que me has metido”. Sin embargo, de nuevo me rogó una paleteada y una vez más accedí.

tinder-app

Me pidió meterme de espía a una app pa conocer gente, solo para ver si estaba el tal “Caco”, ese tipo que se la tira cuando se le ocurre y después desaparece por semanas. El problema es que ella cree que andan y que por eso, le debe fidelidad. Como piensa eso y se había desaparecido más de lo normal, me dijo que la ayudara a rastrearlo y la forma era viendo si formaba parte de “ese catálogo de hombres disponibles”.

Yo sé que he dicho a viva voz que esas aplicaciones me cargan, porque me han traído pésimas experiencias y la única conclusión que tengo es que son para lograr citas sexuales o encontrarse algún amiguito que te quite las ganas a veces. Pero como la insistencia de la gorda me saca por cansancio le dije: ¡YA, OH! ¡Veamos si está! No llevábamos ni dos minutos, cuando Mr. Caco apareció… Con esa info, mi socia no podía hacer mucho, sino que resignarse a que el mino está disponible para un montón de otras chicas y que precisamente ella no es la elegida para convertirse en la Nº1.

Lloró, pataleó, se sintió engañada, ofendida y todo lo demás… que no se muy bien porqué si el mino desde que lo conoció ha sido esquivo, ambivalente y mentiroso. Ustedes se preguntarán donde entro yo en todo esto…

Resulta que se me olvidó qué bajé la app y por ende, empecé a ser parte del vitrineo de minos calientes, sapos y aburridos (no les creo a esos gallos que dicen que se metieron para ampliar el círculo … andááá). La cosa es que me di cuenta de mi descuido, cuando suena un ruido que no tenía identificado en mi celu. No sabia de donde venía y me puse a mirar hasta que caché que tenía una notificación: “Mark le ha enviado un saludo”.

Yo soy de naturaleza sapa así que me metí a ver quién era el galencete con nombre de gringo… Cuando vi, casi me morí, era el dueño de una tienda de libros a la que voy siempre a escribir estas columnas porque venden unos café espectaculares acompañados de unos galletones con trozos de chocolate. Las veces que voy, él no sabe que existo (creo), porque jamás lo he visto mirándome ni tampoco me ha tocado pagarle en la caja. El gringo es bien rico a pesar de que los rubios no son lo mío, pero este me hace sentir cosas. Yo lo contemplo detrás del compu mientras “tecleteo” y hago como que trabajo.

el-librero

Le respondí el saludo y me dice si es que podemos enviarnos audios, pues no sabe leer ni escribir bien español y lo entiende mejor hablando. Empezó nuestro chat hablado y me contó que es de Noruega y lleva 4 años acá (para decir verdad pareciera que llevara 6 meses porque habla como el orto, pocazo se le entiende, además mezcla palabras y cuando no sabe terminar una frase dice bla, bla, bla). Es muy divertido y reinteligente… a diferencia de lo que yo pensaba, ya que tiene cara de serio malas pulgas, es que cuando lo miro siempre está sacando cuentas, leyendo o dando instrucciones a los cabros que atienden.

Este chateo, fue distinto porque su mentalidad es na’ que ver a la mayoría de los hombres que aparecen en la app, o sea, no anda con la frase hecha del conquistador rancio que lo único que quiere es empezar a hablar “sucio” para que al minuto del encuentro la cuestión sea “dos cucharadas y a la papa”. Tampoco se hace el súper mino que anda en moto, hace deportes extremos y recorre el mundo… nada de eso. ¡AH! Y lo mejor tampoco me hace sentir una “reina”, de hecho es desabrido… igual no me llama la atención, porque dicen que así son los hombres de países escandinavos.

Como ya nos habíamos hablado la vida, pero solo la mitad nos entendimos, quedamos de juntarnos ayer 1 de mayo en el café de un hotel. Ese lugar fue porque porque era feriado y estaba todo cerrado, no porque iba a terminar con cama, aunque uno nunca sabe, jajajaja… ¡No, no era la idea! Yo igual tenía miedo porque mi cara le podía parecer conocida, aunque a su local voy hecha un desastre: vestida con lo que encuentre y cero maquillaje. De todos modos tenía fe de pasar piola porque en la fotos de la app salgo más producida que las Kardashian.

Traté de arreglarme y parecerme lo más posible a las fotos, aunque tampoco podía andar muy pintarrajeada y vestida glam, ya que era un día de relax feriado y el encuentro era a mediodía. Cuando voy cruzando la calle, me llama por teléfono y me pregunta si ando de polera roja, le digo que sí y le pregunto ¿dónde está? “Aquí saliendo del taxi”. Comencé a insegurizarme porque de lejos me veo mal, no sé, pero pienso que soy mejor de cerca (wevás de uno).

hombresexyleyendo

Pero ya nada podía hacer. Se acerca y yo pa mis adentros me susurraba “gringo rico, pensar que lo contemplo siempre y ahora lo tengo aquí todito para mí, jajjaja”. Hola Amanda! (en tono English) y me dio un abrazo de lo más apretado, cosa que me sorprendió porque pensé que sería frío. Además era motivado, alegre y na`que ver al tipo serio, dueño de la librería-café. Conversamos ene y casi al final de las 5 horas que estuvimos juntos me dice “no has ido a escribir a mi local, por qué te has perdido? ¡Tuve que encontrarte por una app!”

Whaaaaaaat!!!!!! Me vino una taquicardia que pensé me iba a explotar el corazón. Me reí y le dije jajjaja “pensé que no sabías que era yo”
Él: ¿Pero cómo no? Si vas casi todos los domingos y me gusta verte trabajar… el problema es que siempre estás tan concentrada que nunca he tenido el valor de acercarme a conversar e interrumpirte”.
Yo: Pensé que eras un gruñón que solo te interesaban tus cosas.
Él: ¡¡¡Error!!! Siempre te miro. Ahora debo irme porque me irán a dejar unos libros a casa. ¿Te parece seguir conversando y viéndonos? A mí me interesa mucho.
Yo: ¡¡Sí, hablemos!!

Salimos del lugar y nos despedimos con otro abrazo apretado y por primera vez una mirada coquetona (eso fue lo más hot del día porque el coqueteo aún no aparece). Mientras caminaba a mi casa me manda al WhatsApp un corazón… Me imagino que fue en señal de “me gustas”. En definitiva todo está por verse!!!!!

coinando

Pd: A quienes se preguntan que ha pasado con “El Sultán” les puedo contar que seguimos mandándonos mensaje, pero ha bajado la intensidad. Lo que si, él insiste que viene en junio… Veamos pues, yo espero que llegue. Ustedes saben que con tanto chanta es mejor ver para creer… miren que el mundo está lleno de palabras bonitas y buenas intenciones. Por eso amigas, hay algo que les tiene que quedar bien clarito, “jamás pongan los huevos en la misma canasta” ¡Obvio pues! Porque si nuestra atención está en un solo lugar, se nos pueden ir otras oportunidades, a esto me refiero cuando uno no tiene una relación seria. Así que es de chicas muyyyyyy “inteligentes” jugar.

EXTRA-EXTRA!! El gringo me llamó recién y me dice en su idioma de Tarzán: Cuando yo volver a verte, quiero cocinar para ti”. ¡Estoy en llamas! Le dije el viernes!!!! Grrrrrrr. (La gorda me dice que es todo gracias a ella, y que yo no tengo mérito alguno. Gorda patúa! Igual sirvió su app).

4 comentarios

MARY ROD

19 de junio de 2017

Quiero seguir tu historia, plisssss , me encantan estas cosas tan imprevistas que nos pasan a veces en la vida: tienes la opción de hacerte la loca y dejarlas pasar o se vivirlas a concho con las consecuencias evidentes que puedan tener...yo acabo de experimentar una y no me arrepiento ..a pesar d que era un Trash el tipo ... ( suena feo ,lo sé) jajaja Good Luck

MARY ROD

19 de junio de 2017

Quiero seguri tu historia, plisssss , me encantan estas cosas tan imprevistas que nospasan a veces en la vida: tienes la opción de hacerte la loca y dejarlas pasar o se vivirlas a concho con las consecuencias evidentes que puedan tener...yo acabo de experimentar una y no me arrepiento ..a pesar d que era un Trash el tipo ... ( suena feo ,lo sé) jajaja Good Luck

Amanda Lios

03 de mayo de 2017

Rosy sabes? tienes toda la razón viva la libertad y al que le gusta le gusta. Basta con los estereotipos y ser feliz para el resto, por eso que la Berta es una top!

Rosy

03 de mayo de 2017

Igual tu amiga tiene toda la razón respecto de la ropa. Pocas mujeres hay como ella y faltan mas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último