06 de 12 de 2016

CÓMO CONVERTIRSE EN UNA INSTAPRENEUR

instag

Actualmente existen miles de mujeres como tú y como yo 
que se hacen ricas y famosas… en Instagram. ¿No te gustaría vivir un poco de esa acción? ¡Claro! ¿a quién no?

La destrucción del alma” fue la calificación que Laura Jenkinson dio a su trabajo como ejecutiva de servicio al cliente en un banco. La noción de toda carencia de otra perspectiva profesional en el horizonte no era fácil. Su plan era quedarse ahí aproximadamente un año. Pero sucedió que ese lapso se convirtió en dos y cuando menos se dio cuenta, en tres.

Hasta que una tarde, camino a casa, se percató de que el contrato de su departamento estaba por vencer y se preguntó si le habría llegado el momento de hacer algo distinto. Esa noche, se metió a Internet y empezó a buscar cursos para maquilladores, oficio que le había interesado desde que estaba en el colegio. Así fue como dio con un curso de nueve meses, que costaba justo lo que podía financiar con un préstamo del banco. “No puedo fallar”, se decía todas las noches. “No me lo permito”.

Ahora, es bien sabido que es difícil entrar en el mundo de la belleza; es bastante exigente, los trabajos son muy esporádicos y no muy bien pagados. La clave de todo es estar bien conectado. Laura no tardó en darse cuenta de que la estabilidad financiera no sería una de las ventajas de su nueva ocupación. Sin embargo, cinco meses después, justo cuando estaba por concluir su curso, se enteró de una app para compartir fotos llamada Instagram.

dibujos2

Sus amigos la estaban utilizando para subir fotos de comida y de la vida en general. Le pareció una distracción divertida y se animó a abrir una cuenta (@laurajenkinson), y empezó a hacer lo mismo que todo el mundo: subía fotos de maquillaje de novias y peinados que había hecho en la temporada de bodas.

En cuestión de un año, Laura había pasado de 90 seguidores a cuatro mil. Hoy día suma más de 300 mil y se ha vuelto una artista muy popular en Inglaterra, donde llega a cobrar US$1.500 por unas cuantas horas de trabajo. Además, ha desarrollado alianzas con marcas; este año publicará su libroy presentará su propia línea de pinceles de maquillaje. Tiene 26 años y lleva en Instagram apenas tres.

Ahora, ¿cómo hacer que la cuenta de una persona se vuelva un éxito comercial, cuando cientos de miles de otras apenas pasan totalmente inadvertidas? Laura piensa que el factor básico es la autenticidad y la especificidad. Después de todo, la cuenta de Laura empezó tal y como tantos casos (con fotos genéricas de un arreglo floral). Solo fue hasta que se decidió a pulirla y borrar cualquier cosa que no fuera del mundo artístico del maquillaje que se volvió un book de lo que ella era capaz. “Lo que buscaba era una temática similar para todas mis fotos”, explica. “En lugar de imágenes random con filtros cualquiera”. Su cuenta también se volvió el lugar para este estilo particular de arte labial.

Tras saber lo anterior, Laura se dedicó a dar a sus seguidores lo que ellos buscaban. Tomó fotos de 10 looks variados y los subió a Instagram. “Me puse la meta de subir un post semanal
de arte labial”, recuerda, “y cualquier cosa que tuviera que ver con makeup al menos una vez al día”. Y así fue ganando seguidores.

Luego sucedió algo. En agosto del año pasado, un sitio de China preparó una historia acerca de su trabajo. En pocos días, sitios populares como Buzzfeed, The Mail Online y el tablero online de Reddit reprodujeron también su historia, con lo cual su cantidad de seguidores saltó a 70 mil.

labios3

LO SOCIAL 

“Uno busca y busca hasta dar con el perfil de alguien”, dice Simon Cheadle, creativo de la agencia digital Work Club, que se dedica a generar contenido para las cuentas en redes sociales de distintas marcas. “En cuestión de 10 minutos estás viendo al vacío, observando la colección de sandalias de una brasileña”. Es la razón por la cual la cantidad de seguidores en una cuenta puede explotar cuando alguien popular o influyente etiqueta a otra en alguna publicación propia, tal y como fue el caso de Laura.

Además de que es un lugar estéticamente agradable y positivo para estar. Los botones solo te dejan darles un like a las publicaciones, y cualquier opinión negativa tiene que redactarse como comentario, lo que toma cierto esfuerzo, y para ello hay que identificarse con un username, y el único modo real de bloquear contenido es darle unfollow a una cuenta por completo.

A diferencia de Twitter y Facebook, Instagram es lo que uno visita para distraerse. “La gente entra para escaparse de todo”, señala Simon. “Se puede estar en esta red social sin pensar mucho”.

456

Aparte, hay otro aspecto, según explica Graham: “Cuando nos sentimos relajados, parte de nuestro cerebro, la llamada función ejecutora, tiene más espacio: es decir, le ponemos más atención a lo que vemos y actuamos sobre ello de manera distinta”. Lo interesante para aquellas compañías que desean anunciarse se vuelve algo bastante obvio.

“He tenido mucha suerte. Pero me ha tocado trabajar bastante”. En retrospectiva, no esperaba lograr tanto, y de las 16 personas con las que estudió, apenas dos o tres son maquilladoras. “Si este tema de las redes sociales no me hubiera impulsado como lo hizo, quién sabe qué estaría haciendo ahora”, dice agradecida Laura.

Así que ya lo saben chicas, alcanzar el éxito en redes sociales no es tan difícil pero siempre y cuando se tenga amor y pasión por el contenido que se genere. Busquen su pasión y explótenla.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último