11 de 10 de 2016

#RELATOSDEUNASOLTERA: PILUCHOS

amanda

La semana pasada tuve “Encuentro de Lulú” y cada vez que nos juntamos las amigotas, todo, pero definitivamente TODO puede pasar.

Estas reuniones siempre tienen una dinámica bastante parecida. Primero nos abrazamos y sacamos en cara el excesivo tiempo que pasó desde el encuentro anterior. Luego, hacemos una rueda donde cada una hace un pequeñísimo recuento de lo que ha sido su vida durante el tiempo de ausencia.

Esta parte incluye material audiovisual, chats y mails que dan ejemplo gráfico de nuestras vivencias. Entre esas evidencias las más recurrente son retratos de hijos y sobrinos, selfies de viajes e imágenes donde sale la mina con la que está saliendo el “ex” o con el galán de turno.

Aquí todas opinan sin censura y muertas de la risa, por supuesto ridiculizando a la compañera y dejándola en evidencia, de acuerdo a sus experiencias pasadas. Lo peor es cuando llega la hora de las preguntas que son las más indiscretas del mundo y para qué decir al nivel en que llegan cuando los grados de alcohol van aumentando a medida que la noche avanza.

Luego cuando las inhibiciones fueron borradas por las burbujas de las varias copas de champagne se impone un tema fijo, el sexo: aquí hablamos de nuestro nivel de satisfacción, fantasías, derrotas, alguna nueva performance y un sinnúmero de descargos e infidencias ligadas a ellos.

giphy

La vez pasada imitamos las caras que ponían algunos de nuestros amantes al minuto de llegar al orgasmo… fue de antología la escena, unas lloraban de la risa, otras se revolcaban en el suelo de tanto burlarse y a la más ‘pastel’ le dio hipo de tanto carcajearse de las muecas que hacían estos hombres que se empoderaban de un espíritu pornostar.

Entre las cosas que sacaron aplausos fueron las frases que algunos decían cuando llegaban clímax. Hubo ciertas ridículas, otras creativas y otras notables que tenían la habilidad de seguir dejando el cuerpecito y la mente hot. Entre las que se pueden contar están: “Grrrrrrrrr”: “yapadapadú” (el grito de Pedro Picapiedra); “sigueeeeeee”: “aaaaahhhhhhhhh” (que partía en voz baja y terminaba en aullido). Pero de otras tantas clasificamos dos: la peor fue “gooooooooool” (qué se cree! Si no está na’ jugando fútbol, ni menos tiene el six pack de los jugadores de “La Roja”) y la mejor fue: un susurro al oído -con voz agitada y grave- en otro idioma.

Supieran los pobrecitos lo que contamos. Sin embargo y como dice el gran Mago Valdivia es con respeto… Lo que pasa es que son historias tan chistosas que no pueden dejar de compartirse con las socias.

Lo que sí hacemos es un pacto de sangre y es que todo lo que se hable de ahí no sale. Otra parte del pacto, es que nadie le mira el mino a su amiga, de hecho, el que sea de alguna lo hace inmediatamente tener 7 ojos, 2 narices, 4 orejas y miles de granos. Guácala! Imposible fijarse en él, aunque sepamos que es un salvaje en el ‘cuadrilatero’.

trhertret

En esta ocasión el tema se centró en las exigencias que ellos nos hacen a la hora de amar. Aquí la verdad es que nos dimos cuenta de los gustos diversos que teníamos cada una, pero coincidimos que un polvo bien logrado, genera efectos maravillosos: de partida nos cambia el ánimo, sentimos que todos los problemas tienen solución, nos da por caminar sexy y compramos alguna lencería para el próximo encuentro.

El otro punto de análisis fue la solicitud de sexo oral, aquí quedó claro que la mayoría no se niega a concederlo, pero sí hay críticas respecto al poco cuidado de ellos en aquel sector, esto quiere decir que no todos se preocupan de tener un jardín podado, entonces encontrarse con la selva amazónica donde puedes encontrar cuanta especie de la flora y fauna no es agradable.

Estuvimos todas de acuerdo en que los hombres NO PUEDEN DARSE EL LUJO de andar como el capitán cavernícola. Ellos deben desprenderse del prejuicio de que dedicarle tiempo a ese espacio NO los hace ‘niñitas’. Todo lo contrario es un acto de empatía y generosidad, por querer agradar al otro, ya que no solo implica un asunto estético.

Ante esto, consensuamos que la costumbre que tienen día a día de afeitarse la barba o de aplicarse perfume, tendría que agregarse el recorte de la “zona del amor”, especialmente cuando ellos se dan cuenta que nosotras nos esmeramos en estar muy lindas y ordenadiditas.

ghgbf

Bueno, el llamado es a romper barreras y si tu chico insiste con mantener intacto lo que la naturaleza le dio, sorpréndelo un día, con una sesión de depilación indolora, o sea, aleja la cera. Le dices jueguen y que habrá un gran premio final.

Así que no tengamos miedo a pedir, pero siempre de manera amorosa, porque es mejor irse de ‘tontona’ que de ‘mandona’… La confrontación genera resistencia.

Sé que en materia de gustos no nos pondremos de acuerdo jamás. No obstante, lo que sea de tu preferencia manifiéstalo sin pudor, porque en ese campo solo dos deben coincidir, ya que no hay nada mejor que gozar de una sexualidad plena, con comunicación y toques de locura.

Amiga aquí va el mantra del mes: “EXPLORA, DIVIERTETE Y DEJATE LLEVAR”

Continuemos comunicándonos a través del mail amandaliossoltera@gmail.com. Felicito la genialidad de muchas de ustedes que me cuentan historias totales!!!

1 comentarios

Caro

11 de octubre de 2016

Toda la razón ,señores esmero ..!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último