05 de 10 de 2016

Me quiero casar y mi pareja no… ¿Qué hago?

monica4

Mónica Geller, la neurótica protagonista de la exitosa serie “Friends” estuvo a punto de romper su relación de años con Chandler, cuando éste se asustó con la idea de casarse.

Tan decidida como convencida de que ese era el próximo paso en su relación, se arrodilló ante él y le pidió matrimonio. El respondió con un emocionante Sí y así tuvieron la boda que todos los fieles seguidores de la serie soñaban.

En la realidad, no todas las relaciones tienen final feliz cuando se trata de poner nombre al vínculo o legalizarlo. ¿Qué pasa si uno de los dos no desea dar el sí ante un juez o la iglesia? ¿Qué harías tú si eso ocurre? ¿Echarías todo por la borda ante una negativa de tu pareja para formalizar?

3

Si eres de las que sueña con casarse y tu pareja parece tener otros planes, pregúntate algunas cosas y, sobre todo,  si este paso es fundamental para tu relación:

1.- ¿Por qué es tan importante el proyecto matrimonial para ti?

2.- ¿Crees que sin formalidad no hay legitimidad en el vínculo?

3.- ¿Tu insistencia por casarte tiene que ver con un mandato social? ¿O con el verdadero deseo de estar con la otra persona?

Tras plantearte estas interrogantes con la mente clara y tranquila debes proponerle a tu pareja este proyecto de vida, que quizás para él no sea tan trascendente. Puede que la institución del matrimonio no sea de su agrado, pero acceda a una ceremonia que legitime el amor que se tienen mutuamente.

Nunca es buena idea tirar por la borda una relación nutritiva, sólo porque él no se quiera casar o legalizar el vínculo afectivo. Debes plantear una conversación sobre el proyecto que poseen en común y qué involucre items como : familia, hijos, etc… nombrando todo aquello que es importante para ambos.

Según cifras del Registro Civil, en Chile, en 2015, se casaron 63.749 parejas. Esta cifra fue inferior a la de parejas que se divorciaron: 72. 753.

Las razones más comunes de divorcio en Chile son: infidelidad, violencia intrafamiliar, inmadurez, expectativas personales o familiares no cumplidas.

4

El tema del matrimonio hoy puede hasta resultar simbólico para algunas personas. Una pareja puede estar construida sólidamente sin pasar por las formalidades de la ley. Además entran en juego otras variables que años atrás hubieran sido impensables.

Muchas parejas priorizan viajar, dedicarse a sus emprendimientos o estudios antes que invertir sus recursos en el matriminio. Otras, en tanto, definen su propio modelo familiar. Por ejemplo, cada vez más parejas deciden no tener hijos.

Las estructuras sociales han cambiado y ya no existe una manera uniforme de consolidar una familia.

No te sientas atada a convenciones ni mandatos. Tú y tu compañero de vida son los únicos responsables de su felicidad.

Por Valeria Schapira, experta en relaciones para Match.com

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último