04 de 10 de 2016

#RELATOSDEUNASOLTERA: UN CUASI NOVIO MEX

gfbdgfgdf

Las redes sociales dan para todo y no solo eso, sino que tras de ellas hay un metalenguaje que se torna cada vez más fácil interpretar. En mi caso, tengo Facebook hace varios años y lo creé con el único propósito de juntarme con mis ex compañeros de colegio.

Más tarde me hice una cuenta Twitter solo con afanes laborales y luego una cuenta en Instagram que para decir verdad me entretiene bastante, porque aquí publico cosas de pega y otras personales. Ahora bien, esto que te siga gente que ni conoces no es menor porque pueden decirte lo que se les anotoja (aunque nadie me ha tirado mala onda) y por otro lado te abre el apetito de tener cada vez más “fans”.

En mis ratos de ocio me puse a revisar algunos perfiles y los que más me llamaron la atención fueron aquellos de personas que solo tienen fotos de ellos mismo… ¡¡¡se pasaron!!! Me dieron risa esos tipos feos que se posan como mijitos ricos, mostrando el six pack que no tienen. En materia de mujeres están las feas y viejas que no les queda otra que poner caras raras o grabar videos divertidos. Igual están las estupendosas que su nivel de vanidad resulta un poco patológico…

Pero bueno, mientras recorría ese mar de especímenes me dije: “¿y si me busco un pololo por acá?” Y como estaba aburrida me autoaprobé ‘al toque’. Empecé a mirar prospectos hasta que caí rendida ante Jose Carlinho de México. No se imaginen a Pancho Villa comiendo enchiladas en medio del DF… ¡¡¡NOOOOOOO!!! Todo lo contrario. Es un adonis que vive donde la mayoría de los chilenos elige como destino de vacaciones o luna de miel, nada más y nada menos que “Playa del Carmen”. En definitiva, habita entre arena, sol, playa, delfines, cuevas submarinas, paisajes maravillosos, atardeceres de fuego y noches de desenfreno bañadas en tequila.

jhgjh

Puse ¡manos a la obra! y comencé a seguirlo y rellené todos los corazones de sus fotos… si es tan guapo. Tiene cada músculo de su cuerpo marcado, su piel está dorada por el sol y su pelo ondulado lo recoge con un moño que le da un parecido a sus ancestros Maya. Yo realmente lo veía como un dios azteca con quien surcaría el ‘infinito y más allá’.

Sin saberlo, José provocó en mí una de mis grandes desconcentraciones, de hecho, me mandé feroz error en una de las crónicas que escribí, así que ni les cuento el reto que me llegó de de mi jefa. No obstante, eso no impidió que yo siguiera viviendo en mi nube de algodón en la que solo entraba mi amor por “la mismísima reencarnación de Quetzalcoatl”, quien no pescó los miles de “me gusta” que había puesto en sus fotos.

Ocupé otra estrategia. Le escribí un comentario en una foto que salía con sus perritas Maya y Alexia, siempre es mejor acercarse ‘vía mascotas’, porque mostrar el alma de doglover es una ventaja.

Tampoco engachó, pero NO me derrumbé e inventé una mentira potente para enviarle un mensaje por interno. Me presenté y le dije que era periodista chilena especialista en destinos turísticos por lo que prontamente arribaría en tierras para hacer un reportaje gráfico. A su vez, le preguntaba si era posible que me diera datos de lugares imperdibles para fotografiar, porque veía que él se retrataba es espacios de ensueño.

ygfytnf

Pasaron varios días y nada. Ya estaba por abortar la misión cuando me llegó respuesta mi príncipe azul, Jose Carlinho. No lo podía creer, el rey de la península de Yucatán se había dado el tiempo para responderme y lo hizo de manera superamistosa. Me entregó mucha información y por si fuera poco me dice que lo contacte cuando llegue así me ayuda ‘in situ’, me escribe su número telefónico, el que inmediatamente agregué a mis contactos.

Al día siguiente me tiré a la piscina y de modo “al chancho”, ya que al tener su celular, podía escribirle un whatsapp… Como no perdería tiempo le puse: Holaaaaaa! Ahora estoy por aquí “Quería agradecerte por los datos que me diste y por supuesto, te voy a mensajear cuando vaya”. Me respondió: “Hola Amanda, ¿sabes? Se me ocurrieron otros lugares donde llevarte, ojalá vengas pronto”.

Mi felicidad era desbordante y sentí que más me enamoraba.

Entre mensaje y mensaje pasó un mes y ya los tips de viaje se convirtieron en conversaciones cada vez más abiertas. Me contó que tiene 27 años y que desde hace dos vivía en Playa del Carmen, donde podía disfrutar de la naturaleza y así poder conectarse con su “yo”, que su ciudad de origen era Puebla y que sus grandes amores sus perritas.

Con ese cuasi romance me fui a cotizar pasajes y dejé unos reservados, ya que me había conseguido con una colega poder publicar lo que haría en Playa del Carmen. Así que MI PLAN ERA PERFECTO, sólo debía pedir vacaciones en mi trabajo,

Sin lugar a dudas yo estaba de manicomio. Vi los días que me acomodaba salir de vacaciones y antes de ir a pedirlos, entré a Instagram y lo primero que me encuentro es una foto de José Carlinho … ¡en un encuentro gay! donde escribió “muy orgulloso de lo que me tocó ser en esta vida” Be proud! Happy pride #gay #mexicocity.

hghgjdjhjh

¡¡¡No lo podía creer!!! mi sueño otra vez hecho pedazos, lloré como loca, mi ilusión se había esfumado de un latigazo. Él me escribió y no respondí a sus decenas de mensajes en los que con dulzura me preguntaba qué me pasaba, si me había ocurrido algo grave y en qué podía ayudarme.

Tuvo que pasar un mes para reponerme, es que cuando se rompe una ilusión es muy fuerte, pero yo tonta también que me creo castillos en el aire. Después tomé fuerzas y sentí que mi silencio no era justo, así que le escribí un largo mail contándole toda la verdad. Él me llamó y tan amoroso me consoló y me dijo que yo ya era su amiga y el amor era uno solo independiente de la sexualidad de cada cual. Me aseguró que yo ya tenía un lugar en su corazón y que mi mentira había sido la más dulce del planeta porque además sirvió para yo aprendiera de que eso de buscar el hombre de los sueños en cualquier lado es un craso error. Le pedí disculpas y le dije que me sentía horrible, porque lo engañé, porque no vi las señales y transgredí su intimidad.

Me dijo: La única manera que te perdone es que vengas y pases junto a mí las mejores vacaciones con tu “nuevo mejor amigo”. Como soy fácil de convencer y me gustan los finales felices le dije que sí, así que les cuento que me voy la próxima semana a México y llego nada menos que al depto de José Carlinho.

No duden en escribirme a amandaliossoltera@gmail.com

3 comentarios

Amanda

05 de octubre de 2016

Josefa agradezco tu comentario y estas columnas son solo vivencias de una soltera que muchas veces pueden ser muy profundas y otras muy light ... Por qué asi es la vida, llena de situaciones diversas. Así que querida Playense tómatelo con más humor ... Esto no es un ensayo científico, solo historias

Josefa

05 de octubre de 2016

Me encantó la historia, la leí justo cuando estaba aburrida en la pega hablando por wsp con un chico que me gusta y poco me pesca fue la mejor distracción para pasar las penas. Espero seguir leyendo más historias así, Saludos Linda (No se de cuando es el articulo, si no te has ido de vacaciones, pasalo super y si ya te fuiste espero lo hayas pasado la RAJA!)

Playense

05 de octubre de 2016

Lo siento pero tan bajo ha caído cosmopolitan como para que una "periodista" describa a cualquier chico guapo que vea en Instagram y sea una nota interesante?. Admiro la belleza humana pero para tener un artículo interesante sobre una persona hay que relatar algo más que un encuentro con un escort guapo y con buen cuerpo. Las mujeres tienen más cerebro que eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último