12 de 09 de 2016

Me gusta el amigo de mi pareja… ¿Qué hago?

pareja

Estás en una relación estable. Tú y tu pareja se llevan bien. No obstante, desde que conociste a su amigo, crees sentir algo más por él, lo que está poniendo en jaque tus sentimientos y tu vida sentimental.

Si te sientes atrapada como Ricardo Arjona en su tema “Tarde (Sin daños a terceros)”, haz una pausa. No te apresures a tomar decisiones que puedas lamentar a futuro.

Pregúntate:

1) ¿De veras estás enamorada de ese hombre? De ser así, ¿cuán enamorada estás?

2) ¿Se juega algo de tu ego o de medir tu capacidad de seducción en esta fascinación? ¿O simplemente estás buscando dárselos o llamar la atención?

3)  ¿Estás enamorada de quien es hoy tu pareja?

Antes de plantear este dilema en el seno de tu relación, es fundamental que busques las respuestas dentro tuyo. Tendrás que definir y diferenciar el amor de una mera atracción física. E incluso ver si este interés  no esconde algo no resuelto en el seno de la relación de pareja que se está proyectando en ese tercero.

Es importante que hagas introspección para descartar que ese sentimiento por el amigo de tu pareja no sea un capricho. Más allá de los daños que produce siempre una ruptura sentimental, en esta situación, los perjuicios serán mayores por la cercanía del tercero en cuestión. No sólo se quebrará una pareja, sino también una amistad entre dos hombres

Si tus sentimientos son genuinos es aconsejable averigües si el interés es recíproco, porque es posible que el amigo de tu pareja sólo te vea como una amiga. Esta “investigación” no te habilita a engañar a tu pareja

Antes de hacer cualquier movimiento debes hablar mucho contigo misma-Quizás descubras que no estás tan enamorada cómo creías y que el problema no es su amigo, sino tu propia relación

Si sientes que no estás en condiciones de realizar este proceso sola, pide ayuda profesional. No te culpes muchas veces estos dilemas nos exceden.

Lo que has de saber es que decidas lo que decidas, en ningún caso este tema será gratuito para ninguno de los involucrados. Lo único que puedes hacer es mitigar los daños.

Deberás proceder con muchísimo cuidado y sensibilidad, buscando el mejor momento para hablar, haciéndolo desde el corazón y cuidando a las personas que tanto quieres.

Por Valeria Schapira, experta en relaciones para www.match.com

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último