17 de 08 de 2016

#RELATOSDEUNASOLTERA: Ese hombre NO es mío

amanda

Estoy bajoneada, y es como dice el mismísimo Emmanuel “todo se derrumbó” con el tan mencionado galán internacional…

En todo caso era de esperarse, ya que todos los inconvenientes que había entre nosotros no dejaban gran alternativa para que este romance perdurara y menos se convirtiera en una historia de amor.

No quería que esto se terminara, porque me gustaba mucho, es más, no sé que había ahí, pero sentía una conexión tan rica que incluso doblegué algunas de mis grandes convicciones, entre ellas no ser parte de triángulos ni vivir vínculos amorosos cagones (ojalá él haya sentido una cuarta parte de esto, pues no hay sensación más triste que ese otro te vea solo como una mina simpática con quien puede tener sexo).

No creo poder explicarlo, ni tampoco me quiero ir en la cuática esotérica, pero desde el segundo en que lo conocí, me sentí cómoda, entusiasmada y con unas ganas locas de comerlo a besos (es que sus besos eran tan ricos!!!!!!). Para que hablar de asuntos de cama… era un gran amante, rankiado entre los Top 3 y tenerlo tan cerca me daban ganas de no dejarlo ir nunca.

Yo sé que nadie es de nadie, pero cuando el destino te hace coincidir con alguien que te hace sentir bien, se abre un espacio de querer explorar a esa persona. Asimismo, te baja el deseo de matarte de la risa con conversaciones absurdas, ir al cine, cocinar, tomarte un vino hasta quedar un poquito borrachos y contarle algunos de tus grandes secretos.

Ya sé que lo que describo es algo muy cercano al AMOR, sentimiento que aquí se convertía en un pecado hacer fluir, ya que la oferta de él siempre fue tener “algo relajado, entretenido y con harto fuego”… No lo critico, todo lo contrario, siempre fue honesto al decir: “esto es lo que hay”.

El error fue que frente a esa propuesta, opté por conformarme con eso y fue ahí donde me equivoqué, ya que la experiencia me ha dicho que no sirvo para tener amigos con ventaja… mi ADN no me lo permite y no tiene que ver con criticar el sexo sin compromiso, sino porque yo nací con un gen ultra cariñoso y protector que hace involucrarme emocionalmente con quien me gusta harto y veo de forma recurrente.

Es rara la sensación con la que estoy, ya que no me arrepiento ni en un solo instante de haber vivido este romance. Sin embargo, me conozco y pensar que podría bancarme el hecho de no tener espacio en su corazón era una reverenda quimera. Me las quise dar de hedonista, donde el invitado especial solo era el placer en medio de encuentros furtivos y ojalá bien escondido para que la ex, poco asumida de la separación, no se enfureciera…. Ayyyyyyyy!!!!! Me hierve la sangre.

Creo que estaba drogada cuando pensé que iba a ser capaz de llevar algo con restricciones y sin intensidad, cuando una de mis características principales es vivir con pasión. Soy una mujer que necesita experimentar lo que siente con libertad, además odio los signos pares y más aún poner límites a mi emocionalidad…¡Los condicionamientos me repelen!

Muchos podrán criticar esta forma, pero es la mía y vivir a concho cuando me topo con alguien que me gusta se me da natural. Esta vez la piel me pasó la cuenta, pues sentir esa “cosa rica al verlo” me impidió ser práctica y ver que la ecuación no daba, porque en este caso 1+1 siempre fueron 3.

De repente es bueno poner las neurona a trabajar, especialmente cuando el panorama que te presentan no es el que andas buscando y no porque se vea bonito y te haga sentir momentáneamente bien, hay que perder el norte de lo que buscas. En este caso el NO estaba disponible y yo porfié, perseverando en la tontera de que “el olmo diera peras”.

La formula era simple. Si yo quiero tener un partner con quien disfrutar cosas simples, que me quiera, me regalonee, me contenga y me incluya en su vida, no puedo elegir estar con un tipo que ni siquiera puede tomarse un café conmigo por miedo a que la maniática de la ex le haga un escándalo.

En honor a la verdad igual me quedo con la sensación de que le hicieron falta un par de buenos pantalones para enfrentar con más coraje algunas situaciones. De hecho nunca me calzó bien eso de necesitar a la ex chilena para lograr la visa definitiva… ya que todos sabemos que nuestro país tiene un tratado Mercosur para que las residencias sean más expeditas, además el hecho de haberse venido con pega lograba que ese famoso tramite fuera más rápido.

Ahora bien, también es bueno objetivar… nuestro vínculo tampoco daba para que moviera un dedo por mí… obvio, si no eramos nada.. (confieso que al escribir esto me tirita la pera de pura tristeza, es que después del adiós quedé en modo: escandalosamente sensible).

Señor juez me declaro CULPABLE de ir a comprar a la farmacia, un kilo de tomates. Juro que no volverá a pasar y escribiré en mi cuaderno, “si quiero una rica ensalada iré a comprar tomates a la verdulería”.

Antes de terminar, les confieso que me gustaría, que esta historia tenga solo una pausa y que el apriete play cuando tenga menos rollos, quiera conocerme de verdad y se haya blindado con un par de cojones extras.

Si quieres compartir alguna historia de soltera conmigo, no dudes en escribirme a amandaliossoltera@gmail.com

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último