18 de 07 de 2016

¿CELOPATA? DESCUBRE LOS PRINCIPALES SINTOMAS

couple with tablet PC

¿Eres de las que se pone celosa de las amigas de tu pareja? ¿Has revisado su Facebook? ¿Te inquieta que salga solo?

Si dijiste sí a alguna de las preguntas anteriores, quizás seas una “celosa normal”, esa mujer que describiera Natalia Valdebenito en su exitosa rutina en el pasado Festival de Viña de Mar.

Los celos son comunes a todas las personas. Todos los hemos sentido o sentiremos en algún momento, pero cuando se vuelven inmanejables, afectan el día a día y generan situaciones dolorosas, debemos replantearnos qué estamos haciendo tanto en la relación sentimental como en nuestra vida personal. En general, el celoso sufre de profundas inseguridades que lo llevan a creer que no es merecedor de la atención, el cariño o el amor del otro.

pareja1

Es importante, que nos demos el valor que tenemos y construyamos una relación basada en la confianza, el cimiento para una pareja sana. Cuando un vínculo se arma sobre los celos, deja de ser nutritivo y pasa a ser tóxico.

Los celos son una de las peores caras del apego, la manifestación de que no se desea perder lo que es de uno, como si las personas pudieran considerarse de nuestra “propiedad”. Un poco de celos puede ser un buen afrodisíaco para una relación sentimental pero cuando los mismos toman vuelo propio, pueden causar enorme sufrimiento.

Los celos dejan de ser normales cuando:

- Invertimos energía en intentar manejar la conducta del otro como si no se tratara de una persona autónoma.

- Cuando intentamos controlar lo que el otro hace, cómo se viste, cómo habla, cómo mira…

- Cuando nos dañan y dañan, provocando dolor, ansiedad y sufrimiento.

- Cuando estamos más pendientes del otro que de nosotros mismos, provocando un desbalance en la relación.

- Cuando creemos que podemos poseer a alguien.

En una medida lógica son un sentimiento común a todas las personas, pero cuando se vuelven fuera de control pueden llevar a situaciones de violencia.

Muchas veces, los celos se originan en una cuestión de inseguridad, de falta de amor propio y de desvalorización, esto se proyecta en el otro y se le acusa de cosas que no ha hecho. Es importante pedir ayuda profesional, si se siente que la situación es imposible de manejar.

Por Valeria Schapira, Experta en relaciones para www.Match.com

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último