09 de 05 de 2016

Me caen mal sus amigos, ¿qué hago?

how1

Algunos dicen que el secreto para que las relaciones sean exitosas, radica en saber transar. Y más aún en las relaciones de pareja, aceptar al otro con sus virtudes y sus defectos es la clave para tener un pololeo, relación o matrimonio feliz.

No obstante, ¿qué pasa si sientes que esa persona con la cual tienes una relación no tiene los amigos que tendría que tener? O derechamente no te gustan sus amistades ¿Cómo afrontar esta difícil situación?

Muchas personas cuando inician una relación y están deslumbradas tratan de hacer de todo para complacer al otro y en esa búsqueda de complacencia entran los amigos. Ante ello, terminan compartiendo más tiempo del que desean con esos amigos de su pareja que no caen para nada bien, sólo con el afán de conciliar. La realidad demuestra que las cosas que se fuerzan nunca salen bien.

Esto último tiene mucho que ver con la edad y la necesidad de aceptación. Está bien hacer cierto esfuerzo, como ir a un cumpleaños de alguien que no nos agrada, pero pasar más tiempo del que quisiéramos con quienes son compatibles con nosotros, puede acabar generando fricciones que van a repercutir en la pareja. Por ello, más vale prevenir que curar.

También debemos tener claro que no somos quién para separar a nuestra pareja de sus amistades, porque por algo se eligieron.

¿Debo decirle a mi pareja que sus amigos no me agradan?, ¿cómo me enfrento a esta situación? 

Puedes dialogar con tu pareja y contarle que no te sientes a gusto cuando te juntas con determinado amigo. Aquí es importante poner el conflicto en uno, no en el otro. Jamás decir: “Juan es una persona desagradable y por eso no quiero estar con él”. Lo que sí puedes decir, con un tono amoroso, es que tú no eres compatible con esa persona. Poner el tema en uno preserva a los otros, porque quizás sus defectos te molestan sólo a ti y a los demás hasta les parezcan graciosos.

Separar al otro de las cosas que le agradan no conduce a nada bueno.  Tenemos que trabajar en la aceptación y la tolerancia. Pero si tú sabes que el mejor amigo de tu pareja está en cuestiones ilícitas, por ejemplo, , por supuesto tendrás que intervenir.

Ahora, si no te agrada por su forma de hablar u otra característica de su personalidad, puedes planteárselo a tu pareja en buenos términos, argumentando que no te sientes cómoda en su  presencia Y si el otro te habilita, le das las razones, pero siempre desde tu mirada, sin poner al otro entre la espada y la pared. Eso es lo peor que podemos hacer. La frase popular “tus amigos o yo”, no sirve, porque lo prohibido siempre termina por generar atracción. Además, ¿quién eres tú para prohibirle algo a alguien?. El verdadero amor se demuestra en libertad y en una armónica convivencia. 

Para no generar problemas en tu relación es recomendable:

- Tratar de compartir lo mínimo indispensable con el amigo de tu pareja que no te agrada. Es decir, si te toca ir al cumpleaños, trata de poner tu mejor cara y en lo posible buscar a otras personas para compartir el rato, como para evitar una fricción directa y luego habilitas a tu pareja a tener sus propios espacios con esa persona a la que quiere tanto.

- Llegar a un consenso con tu pareja, respetando los espacios individuales de cada uno. Esto te va a ayudar a no compartir más tiempo con alguien que a ti te cae muy mal.

- Nunca permitir que los amigos de tu pareja provoquen fricciones dentro de la relación. Respeta y serás respetada. Y evitarás que los demás terminen sembrando cizaña en tu relación.

Por Valeria Schapira – Experta en relaciones para Match.com

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último