03 de 03 de 2016

TV: El amor según Netflix

love1

Para los que amamos las series, Netflix nos ha sido un gran aporte, dándole cabida a algunas que son joyas, pero que de seguro no habrían durado ni siquiera una temporada al aire.

Gracias a Netflix tenemos a “House of Cards” y “Orange is the New Black”, entre otras grandes producciones, pero además tenemos una nueva generación de series tipo sitcom que ya no tienen mucho espacio en la televisión más tradicional, incluso en el cable. Estoy hablando de series como “Master of None”, del comediante Aziz Ansari, o la recién estrenada “Love”, de Judd Apatow, el director de Virgen a los 40.

La primera la vi completa en algo así como semana y media, mientras que la segunda la acabo de empezar, y las dos me gustaron mucho… son fáciles de ver, distintas, un poco raras y también honestas, porque a veces las relaciones son aburridas, simple. Debo reconocer que antes de ver “Master of None” Aziz Ansari no era mi persona favorita, pero unos amigos me la recomendaron, así que le di una oportunidad.

Creo que ahora lo amo. Me encantaron las escenas incómodas, de hecho la serie que parte con un one night stand que no llega a buen puerto, y hasta me sentí identificada con la escena del beso afuera del bar, donde Ansari no sabe cómo acercarse o dónde tocar a su “interés romántico ”para no asustarla (a quién no le ha pasado).

La serie se trata de un actor no muy exitoso que además quiere un poco de amor. Pero ojo, de una forma que parece bastante real, de verdad quiere salir con alguien, se pone nervioso cuando no lo llaman de vuelta, no sabe qué responder por whatsapp y otras situaciones cotidianas, por lo que podría ser tú, yo, la persona con quien estás saliendo o la que te gusta. Hay algo un poco morboso y muy satisfactorio en poder verte reflejada en las historias y personajes de estas series.

Además, una parte importante de la serie es la química de los personajes, que va mucho por el lado del humor y la complicidad, por sobre la atracción física (que es lo que más vemos en las series más típicas) y eso se agradece.

series

Ahora, Love tiene un estilo como de película romántica indie, con Mickey (Gillian Jacobs), Britta de Community una chica guapa, demasiado cool y desastrosa, que conoce a Gus (Paul Rust), un perno, tierno e inocente, pero de esos buenos-buenos y de a poco empiezan a transformarse en algo más que conocidos. Es gracioso ver cómo interactúan, es una comedia romántica que no es realmente romántica, sino que un poco absurda, pero interesante.

Lo mejor es que en las dos series el protagonista es un poco más el hombre, pero tiene esas inseguridades que generalmente sentimos, o al menos se nos adjudican, a las mujeres. Ah, y no hay grandes villanos. Nadie tiene la culpa. No, la verdad es que todos tenemos un poco de culpa cuando hay algún problema en la relación.

Así, pensando en cómo vemos el amor y cómo influye lo que vemos en nuestra idea de éste, aunque no es real para todos, me da la impresión que este sentimiento es bien democrático, por lo menos en cuanto a las dificultades que nos presenta el estar enamorada… por lo menos si lo vamos a ver por Netflix.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último