24 de 02 de 2016

#LIBROCOSMO: Noches blancas, tres historias de amor inolvidables

cofee

Así como “inolvidables”… nah. Son bien olvidables, pero de malas, nada. El formato es interesante.

“Noches Blancas” es el perfecto libro temático para leer en Navidad, ya que tiene tres cuentos situados en la noche festiva que muchos aman – y otros odian –, y por tres autores diferentes. En EE.UU. fue un hit, porque estos autores son nada más ni menos que los top of the pops de los juveniles, o de eso me enteré después. Porque claro, está John Green, pero en mi vida había escuchado de Maureen Johnson o de Lauren Myracle. Pero en fin, el tema es que los adolescentes se derritieron de emoción.

En “Noches Blancas” nos encontramos con “El expreso de Jubilee” (Johnson), la historia de una niña que debe pasar la Navidad con sus abuelos, ya que sus padres terminan en la cárcel por un altercado muy absurdo. El tema es que hay una tormenta de nieve bien potente cuando va de camino, así que el tren en el que va se queda en una especie de pana.

Ella, toda rebelde, se baja y camina al pueblo más cercano, donde encuentra un mini restaurante y conoce a un lolo, quien la convence de ir a pasar las fiestas con él y su familia. ¿Aló, violador? Puede ser. Pero no, ¿quién piensa en las consecuencias? Yo no acepto ni los dulces que me dan después de dar plata en una colecta y ella se lanza a la casa de un desconocido. En fin, está desesperada por contactarse con su pololo, que bien poca pelota le da, así que supongo que la vulnerabilidad también tiene su juego aquí.

nb

Luego seguimos con “Un milagro de navidad muy animado” (Green). Un trío de amigos – dos hombres y una chica – están atrapados en el pueblo por culpa de la tormenta. Aquí todo parte cuando otro lolo llama a uno de ellos y les dice que un tren se quedó varado y un grupete de porristas llegó al restaurante donde trabaja y están practicando sus piruetas. El tema es que sus compañeros de trabajo invitaron a sus propios amigos a ir, así que ellos tienen que llegar antes que los otros, porque los primeros serán los únicos que podrán entrar. Obviamente (obviamente) tienen kilos de problemas en el camino y todo tipo de descubrimientos personales.

Y para finalizar está “La santa patrona de los cerdos” (Myracle), donde encontramos a una chica que acaba de terminar con su pololo, así que esto de que sea Navidad no es muy ad hoc, porque no está muy animada. Más bien, deprimida que se muere. En un intento de mejorar las cosas, le pide que se junten a hablar y, aunque no es la mejor de las tres historias, aquí es donde se van juntando todos los pequeños puntos que se fueron desarrollando poco a poco a lo largo del libro, uniendo todo.

Podrías leerlas en desorden, leer sólo una, da lo mismo. Son tres cuentos independientes y eso está muy bien hecho, porque sí, usan el mismo pueblo, mismo restaurant, algunos personajes en común, pero son historias paralelas. No dependen una de la otra, así que está cool cuando vas en las últimas páginas y ves cómo esos hilos se juntan y trenzan solos.

Ahora, ¿es obligatorio leer “Noches Blancas”? No, en lo absoluto. Es completamente saltable. No serás mejor ni peor persona después de él, no habrá ningún cambio en tu vida, tampoco te sentirás “satisfecho” luego de haberlo terminado, pero tampoco sentirás arrepentimiento, que es lo más importante. Nada más enfermante que pensar “¿por qué perdí mi tiempo leyendo esto?”. Bueno, eso no pasa.

Si te gusta la literatura juvenil, los cuentos cortos, las historias románticas, es completamente para ti. Porque sí, es adorable, es tierno y tiene un factor de inocencia súper importante, pero simplemente no resalta entre los otros libros adolescentes que hay dando vueltas.

1 comentarios

Daniel C.

24 de febrero de 2016

Buen comentario. Me dieron ganas de leerlo. No sólo un cuento; los tres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último