06 de 01 de 2016

#NOESTAMOSADIETA: ZANZIBAR

portada

Zanzibar sorprende al entrar con una decoración ecléctica y colorida. Con mucha inspiración marroquí es como escaparse de Santiago y viajar por el mundo y sus rincones. La música y el ambiente son fundamentales para generar esta idea de escape, pero la comida es la protagonista.

Al abrir la carta es difícil elegir cuál quieres que sea tu próximo destino. Lo bueno es que te da la posibilidad de viajar por países como Marruecos, Pakistán, China, Japón e Israel sin mucho esfuerzo.

foto 1

SI ERES VEGGIE: Este restaurante es una excelente opción, ya que tiene los platos diferenciados en la carta, lo que hace mucho más fácil su elección. De entrada pedimos Falafel ($5.500), que son bolitas de garbanzos fritas, típicas del Medio Oriente, con Hummus Tahini ($4.900), que es una suave pasta de garbanzos acompañada de pan pita. Excelente combinación, aunque también funcionan bien por separado. Si tienes con quién compartirlo, mi recomendación es que pidan ambos como entrada.

De fondo, los Ravioles al Tartufo ($9.200), con crema de ricota, parmesano, salsa de pesto y, por supuesto, trufas fueron mi opción favorita. Aunque teniendo comida de tantas partes del mundo quizás es raro elegir una opción italiana más clásica, la verdad es que el toque de la trufa le da un sabor especial que lo aleja completamente de los ravioles comunes a los que estamos acostumbrados, y le da el toque exótico tan característico del Zanzíbar.

foto 2

Una de las especialidades es el Pad Thai de Tailandia ($10.500 sin camarón y $12.700 con camarón). Este plato consiste en fideos de arroz, dientes de dragón, cilantro, cebolla caramelizada y solomillo de cerdo. Su sabor agridulce y toque fresco del jugo de limón y el sabor del maní molido lo hacen irresistible. Recomendamos pedirlo para compartir ya que es súper grande. Esta es una de las ideas de este restaurante, pedir varios platos para compartir, para así poder probar distintos sabores y crear una experiencia gastronómica completa.

Después de mucha comida y muy conversada, tuvimos que hacer un último sacrificio: el postre. Como es un punto débil para ambas, elegir era casi imposible, por lo que optamos por la degustación de postres ($7.200). Esta consistía en cuatro de los postres de la carta: La Tarta de Maracuyá de Perú, un Sabayon de Berries de Italia, un Brownie y el Quindim de Coco de Brasil. Cuando probé el quindim fue imposible no viajar al pasado y acordarme cuando tenía 5 años y comía este postre con mi papá. Es increíble cómo los sabores tienen el poder de hacerte viajar en el tiempo y recordar momentos y lugares tal como si fueran ayer.

foto 3

Zanzíbar es perfecto para un almuerzo de fin de semana en familia o una cena relajada con amigas o tu pololo, pero también para ir a almorzar con tus compañeros de oficina. De lunes a viernes tienen un menú a la hora de almuerzo que incluye ensalada, fondo y postre. Los menús pueden variar sin previo aviso por eso es mejor confirmar antes de ir.

Dirección: BordeRío, Av. Monseñor Escrivá de Balaguer 6400, Local 6, Vitacura, Santiago

Precio por persona: $20.000 – $25.000.

Opciones veg diferenciadas en la carta:

Opción vegana:

Lunes Sin Carne: No.

Para ir con: Amigas, familia o pololo.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último