27 de 08 de 2015

Sexo: Cantidad o calidad

pareja

Me sorprende lo preocupados que estamos por cumplir con los números, con lo esperado, con las estadísticas. Día a día, a través de mi blog sexosentido.cl, recibo muchas preguntas en torno a si la cantidad de veces que hacen el amor es la normal o si, de lo contrario, son adictos o disfuncionales.

Sin embargo, el cuánto o el cómo tenemos sexo, varía tanto de un año a otro y de una etapa de la vida a la otra, que es difícil resumirlo en sólo una frase.

A los 20 podía tomar 4 tragos y sentirme arriba de la pelota como si el mundo me perteneciera, llena de euforia y energía. Incluso podía bailar hasta el amanecer y despertar relativamente bien al otro día. Hoy, a los 41, prefiero una copita de vino acompañada de algo rico para picar y buena compañía. Y con eso me siento igual de feliz que hace 20 años atrás.

Y en el sexo pasa algo similar. A los 20 se tiene la adrenalina de lo prohibido, la energía de repetir sin parar, las ganas de experimentar y vivir muchísimo el hoy y ahora, el deseo de acumular metas. Pedro se jacta, por ejemplo, que puede tirar hasta 5 veces en una tarde, y sus amigos se esfuerzan por alcanzarlo, cueste lo que cueste, dure lo que dure, sea como sea. Cinco descargas en cinco horas y somos campeones.

En cambio, a los 40 se quiere -al menos- un buen sexo a la semana, porque comenzamos a valorar la calidad por sobre la cantidad. Y si bien no se trata de que prefiramos una vida sexual pasiva, lo que queremos es una activa muy buena, aunque la actividad sea una o dos veces cada 7 días. Porque la cantidad tiene la connotación positiva o negativa según quien la mire.

pareja1

Al menos esto es lo que asegura un estudio publicado en el Journal Of Economic Behavior & Organization sobre sexo y felicidad. Y su conclusión fue que si bien es importante una buena relación entre cantidad y calidad, la felicidad sexual no depende exclusivamente de las frecuencias coitales. Es más, destapó en su estudio,que aquellas parejas que habían aumentado conscientemente la cantidad de relaciones, casualmente (o no tanto) les había disminuido el deseo y el goce.

Esto se confirma en las consultas de los sexólogos, quienes han constatado que a medida que se cumplen años, en el deseo se busca más calidad que cantidad. Ya que la cantidad dependerá de cada pareja, del estilo de vida que lleven, de las horas de trabajo a las que estén sometidos, las horas ‘libres’ disponibles, el estado de salud, etcétera.

Lo importante es no comparar con la relación inicial, porque está claro que al empezar a conocerte con una pareja todo es nuevo, todo despierta curiosidad y claramente la pasión es mayor. Pero con el paso del tiempo esto se transforma y hay que cultivar otros factores de la relación y no dejar tanto al azar o a lo que se piensa es ‘espontáneo’.

Bien lo dice el sexólogo Santiago Frago: “El modelo cultural erótico de sexualidad en la Europa Occidental sigue una perspectiva reproductivista y genital en la cual, la búsqueda del orgasmo obstaculiza la consecución del placer. Se ha perdido igualmente la idea de versatilidad y diversidad erótica que nos conduce inexorablemente a un modelo clínico de entender la sexualidad”.

Entonces, en vez de estar tan pendientes del número de veces que lo hicimos en la semana, cuántas penetraciones se realizaron, cuántos orgasmos tuvimos… quizás deberíamos reenfocarnos en abrazarnos más, en usar palabras dulces con mayor frecuencia, a tener detalles con el otro, a dejarse mensajitos sugerentes, a ser picarones durante el día, a besar y besar y más besar…. Con todo esto, te aseguro tendrás más disposición sexual, pero además, te sentirás mucho más conectado con el otro sin la necesidad de llevar un conteo matemático de tu sexualidad y estar preocupado de si estás dentro de la ‘normalidad’.

@karenuribarri

1 comentarios

Ursula

05 de septiembre de 2016

Hola yo estoy muy preocupada, llevo aňo y medio poco mas con mi pareja, aňo viviendo juntos. Antes el sexo era bueno, normal. Y hace tiempo mi pareja no tiene ganas pasan los dias y no se acerca. El me kiere y es muy cariňoso conmigo pero yo necesito k me toke, sentirme deseada como mujer. Dice k no es x mi, ke yo le gusto, etcc k es el. K no sabe k le ocurre. Le apetece pero no se le levanta. Alguna vez puede, y tenemos buen sexo y otras nada. Como puedo ayudarlo sin ofenderlo? Le kiero y no kiero perderlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último