19 de 08 de 2015

El “sí” al Viagra femenino

wp-llega-viagra-femenino

Después de dos rechazos –en 2010 y 2013– la FDA aprobó la comercialización de Addyi. ¿Cambiará nuestra forma de enfrentar el sexo? En Chile la sicóloga y sexóloga Nerea de Ugarte pone en duda su eficacia.

Su nombre oficial: Addyi (Flibanserina). Su nombre artístico Viagra femenino o viagra rosa. Ayer fue aprobado para su comercialización el primer fármaco que ayudaría a las mujeres con trastorno de deseo sexual hipoactivo que según los estudios de la Society for Women’s Health Research, serían una de cada diez, existen otros estudios que dicen  que el 40% de mujeres menores de 35 años tiene algún grado de hipoactividad sexual.

¿Cómo funciona? Actúa sobre los neurotrasmisores del cerebro, dopamina y serotonina, estimulando así la líbido; no obstante y a diferencia del viagra masculino, tienes que tomarlo todas las noches sin importar si quieres o no tener relaciones. Aún está en cuestionamiento a qué porcentaje real de mujeres ayudará, pero sí presenta un cambio muy radical, ya que es el primer fármaco diseñado para combatir la hipoactividad sexual, ya que hasta ahora estos casos se trataban con sicoterapia y hormonas (estrógeno y testosterona).
wp-viagra-femenino

¿Quienes deben tomarlo? Está indicado para mujeres no menopaúsicas, su compra es con receta médica, ya que tiene efectos secundarios importantes: caída de presión arterial, somnolencia y síncopes. Además, jamás debe ser mezclado con alcohol.

Ante la noticia ya han salido los detractores como  la psicóloga y terapeuta Leonore Tiefer, de la Universidad de Nueva York, que acusa a los grupos farmacéuticos de “medicalizar el sexo” para ganar dinero. En Chile, la sicóloga Nerea de Ugarte puso en su cuenta de Twitter: “Ahora que se va a probar la venta de flibanserina, estoy ansiosa esperando una pastilla que me haga tener ganas de ir al gimnasio”.

NEREA-DE-UGARTE

Hablamos con ella para saber qué pensaba sobre la Addyi: “No soy muy de manuales diagnósticos, pero como es un fármaco podemos remitirnos a la definición que el DSM V (manual diagnóstico de salud mental que se usa en todo el mundo para poder diagnosticar desde los mismos criterios). En ese manual el trastorno del deseo se llama hoy “trastorno del interés sexual” y para diagnosticarlo debe cumplir con criterios por ejemplo: ausencia o reducción del interés en la actividad sexual, ausencia o reducción de fantasías o pensamientos sexuales, nada o muy poca toma de iniciativa para actividad sexual o poca recepción a la iniciación de la pareja, entre otros”.

Nos comenta además que el fármaco no había sido aprobada entre otras cosas, “por la ineficacia de sus resultados y ahora la van a aprobar sin tener importantes resultados en el deseo sexual femenino”, confirma.

“Yo me pregunto: ¿una mujer sana, que ha perdido el interés sexual producto del cansancio del día a día o distanciamiento con la pareja o porque hace frío o porque no ha podido sacar a los niños de su cama, en fin, una mujer con una vida normal (entendiendo “norma” como la mayor cantidad de la población, hablar de normalidad en sexualidad es una irresponsabilidad) va a partir tomando un tratamiento antidepresivo (flibanserina es un antidepresivo) para aumentar las posibilidades de tener más encuentros sin cambiar absolutamente en nada su contexto de vida?”, comenta.

Y además plantea ¿quién te tiene que recetar el viagra rosa? El ginecólogo, el siquiatra? Aún no hay respuestas claras.

¿Qué pasará con el sexo de ahora en adelante? ¿Habrá un cambio real para las mujereso necesitamos de más estímulos? Nerea de Ugarte afirma: ” Si el desdeo tuviera tanta implicancia orgánica (química del cerebro) el medicamento existiría hace muchos años… Insisto, una pastilla para tener ganas de ir al gimnasio no existe por la motivación, el interés y la voluntad se trabajan a nivel cognitivo”.

#Cosmotip: Al igual que el Viagra masculino, este medicamento fue descubierto por casualidad mientras probaban un posible antidepresivo que no inhibiera el deseo, hoy día los dueños son los laboratorios Sprout. 

@Paula_Aviles

2 comentarios

cami

03 de febrero de 2016

Cuando estara a la venta en chile? Saludos

Maria A. Sulance

13 de octubre de 2015

No me gustan las pastillas para nada. Prefiero lo natural y para mino hay nada como una buena novela erótica para "ponerme". Estoy leyende "Historias al calor del brasero", comprada en Amazon y con su lectura no necesito ningun tipo de pastillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último