11 de 05 de 2015

Sello K: Disfruta el presente

fotos

Hacía frío en el colectivo y agradecí cuando la señora, de unos 45 años, se subió. “Nada mejor que el calor humano”, pensé. Pero me di cuenta que estaba llorando.

Claro, trató de esconder sus ojos mirando hacia la ventana a su lado, pero yo ya me había dado cuenta. La miré y preferí no hacerme el tonto. “Las penas son universales… A todos nos pasan. Pero contarlas nos hacen sentir mejor”. Volteó su carita. Sólo me micro y me dijo directamente: “ayer me diagnosticaron cáncer”.

Sólo atiné a abrazarla. Es lindo cuando uno abraza a una/un extraño. Te hace olvidar las estúpidas convenciones sociales de lo que es o no correcto, elimina cualquier barrera social.

“Es terrible”, “lo sé pero”, ” no, no -me interrumpió- es terrible que siempre esperé el futuro de mi vida y me olvidé de vivirla. Siempre juntando plata para la vejez, siempre trabajando para después descansar, siempre negando el amor para amar después y lo que tengo hoy es que nunca disfruté nunca descansé y no ame lo suficiente”. “Parta ahora”, le dije.

Parte ahora porque sino mañana ya será tarde. Eso es lo bueno de la vida. Porque es uno el que se autoimpone tiempos. La vida llama a cada segundo. Es sólo tomar la decisión ahora mismo, en este momento, de amar, de reír de detenerse en la calle y respirar sintiendo el olor del aire y el cielo azul.

Nos fuimos riendo con Marcela, en pocos segundos nos presentamos. No sé qué le sucederá. Si morirá pronto o vivirá harto. Pero cuando decidimos vivir, cada segundo se va a esa bóveda donde se arman los recuerdos felices.

Y cuando estemos cerrando los ojos para siempre es cuando esa bóveda se abre. En el único futuro que debemos mirar. Lo otro…bueno, lo otro es como tener un depósito a plazo por la eternidad. El único que gana es el banco.

@BrankoKarlezi

3 comentarios

Pepita de luz

17 de junio de 2015

¡Me inspiras! Gracias por tan bellas palabras y tan bien intencionadas. Leí por ahí que los adultos tienen un magister y diplomados y PhD en preocuparse, y preocuparse no resuelve el problema, sólo causa dolores de cabeza, cuello y quizá miles de otros malestares... el cuerpo es sabio, y sabes quien no es sabio? el ser humano cuando no escucha a su cuerpo o mente según el caso. Hay que actuar, sentir y amar hoy. Gracias!

Maria José

12 de mayo de 2015

lindo!!...

Maria Teresa

12 de mayo de 2015

Tremendo comentario me gustó mucho lo que sucede es que el mundo está tan apresurado que no tiene o no quiere ver lo que le sucede al de al lado.Bravo Branko tienes un alma preciosa te admiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último