26 de 03 de 2015

10 tips para comprender a los hombres

3333

Los años y la experiencia femenina han logrado descifrar la mayoría de los secretos masculinos que tanto nos complican a la hora de entenderlos. Y es que eso de que ellos son de Marte y nosotras de Venus, es absolutamente cierto, pues hasta la manera de pensar y el léxico son diferentes.

¿Cuántas veces has hablado de este tema con tus amigas y han llegado a la misma conclusión? Y es que pareciera que ellos se comportaran bajo el mismo patrón y que éste es, sin duda, absolutamente distinto al nuestro.

De allí nuestros problemas de comunicación, los enredos en las discusiones maritales, y el conflicto de intereses que se generan en una pareja. Aprende a conocer un poco más de su lógica y, tal vez, los entiendas un poco más.

1) La testosterona es la culpable. Así lo asegura el escritor Josh Coleman en su libro “The Lazy Husband”, ya que la testosterona atenuaría los sentimientos en el hombre.

2) No le temen al compromiso. Aunque no lo creas, el compromiso no es el problema, sino que temen a equivocarse de mujer. Ellos, al igual que nosotras, sueñan con una pareja ideal, la princesa soñada; y les asusta tomar la decisión equivocada y casarse con la bruja en vez de la princesa. Así que si huye al compromiso, es porque no está seguro que ella seas tú.

3) Son más racionales. Eso está comprobado científicamente, pues generalmente el hemisferio izquierdo del cerebro (la lógica) es el que domina a los machos, lo que les dificulta el camino de expresar los sentimientos. Por lo mismo, los hombres son mejores oyentes que las mujeres, porque como no saben expresar sus emociones, escuchan mejor las de los otros.

4) Son esencialmente proveedores. Por eso es que tienden al machismo y les causa problema que la mujer gane más que ellos o que ella pague la cuenta. Llevan el papel de protectores y proveedores grabado en su cerebro y no les gusta pasar por inútiles o carga para una mujer. De allí que cuando están cesantes se vuelven hombres irritables e incomprendidos, pues se sienten realmente perdidos en su papel masculino.

5) Le temen a la vejez. Por lo mismo que hablábamos anteriormente, los hombres les asusta envejecer y sufren más crisis emocionales cuando los años se les viene encima. Eso de volverse dependientes, medios niños, menos machos (pues para ellos perder las erecciones tiene que ver con su masculinidad) y el control del mundo; los deprime y los vuelve reducidos.

6) Les cuesta entender a las mujeres. Y es que tal como ellos lo dicen, son muy textuales y nosotras damos muchas vueltas antes de decir algo y tratamos que ellos adivinen lo que tratamos de decir. Por lo mismo, ellos no logran entendernos. Para ellos las cosas hay que decirlas tal cual se piensan, es decir, textualmente. En conclusión, cuando necesites hablar con tu pareja, en tres oraciones dile todo lo que necesitas, para que lo comprenda bien.

7) Detestan los problemas. Son esencialmente solucionadores. Por lo mismo, evitan a toda costa tener problemas con la pareja o con cualquier persona. Incluso, a la hora de discutir, son prácticos y van al problema que lo gestó tratando de encontrar una salida. Nosotras en cambio, nos remontamos a viejos problemas y los enredamos con el actual. Así, cualquiera no entiende.

11

8) Tienen intereses diferentes a nosotras. Ellos tienen una base distinta. Él está orientado hacia la consecución de logros, objetivos y metas. Nosotras somos más de procesos. Por eso es que ellos si necesitan un par de zapatos, van a la tienda, piden uno y se lo llevan. No son de probarse muchos zapatos, modelos, colores y además regatear el precio. Van por la solución al problema.

9) Son sexualmente básicos. Si fuera por ellos, tendrían sexo simple, en la misma posición y sin mucho preámbulo. Para ellos el sexo es una vía de procreación o de obtención de placer, y para eso no es necesario tanto juego ni caricias. Eso al menos creen ellos.

10) No necesitan decir mil veces “te quiero”. Para ellos la comunicación tiene el propósito de dejar en claro, con el mínimo de palabras posible, la situación que viven. Por eso es que ellos no ven la necesidad de decir continuamente que nos quieren o de declarar sus sentimientos, pues sienten que repiten la información. Es decir, si los sentimientos no han variado, ¿para qué volver a decirlos?

@karenuribarri

2 comentarios

Marcela

29 de marzo de 2015

Si es verdad todo aquello, además son pésimos para captar las señales o indirectas, y quizás sea porque nosotras nos enredamos mucho en temas que a ellos ni se les pasa por la mente :/

Noelia

27 de marzo de 2015

Encuentro toda la razon, sobre todo eso de quye tenemos distintos intereses el dibujo lo explica de la mejor forma.Y quiero decir que son tan fomes algunos hombres sin romanticismo en sus vidas , les falta desarrollar ese lado femenino y dejar de ser tan basicos para todo, que se esfuerzen así serian mucho mas atractivos para el sexo opuesto , pedazos de giles jajajjaa, pero pucha que son necesarios, a esperar que evolucionesn no mas po xD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último