29 de 07 de 2014

Check In: Houston

Houston… We have a problem! No sé cuántas veces he escuchado ese chiste, creo que las semanas antes de cambiar mi casa por las pequeñas calles de Bélgica a las enormes avenidas de Houston lo escuché por lo menos 150mil veces.

En fin, como entenderán por el párrafo anterior, luego de vivir 2 años y medio en Bélgica, con un montón de aventuras y amistades europeas, cruzamos el Atlántico para llegar a Houston. Y el contraste es impresionante. Antes de juzgar a la ciudad hay que entender algo, en Texas TODO ES GRANDE y los tejanos son orgullosos de eso. La comida, los autos, los edificios, las carreteras, hasta los vasos de bebida. Todo es enorme.

Houston es una ciudad dedicada principalmente a la ingeniería. La mayoría de las petroleras tienen grandes oficinas acá y además están las oficinas de la NASA. Se mueren mi decepción cuando pensé que iba a ver despegar un cohete y mi pololo me miró con cara de “aaay Javi por favor” y me dijo “Eso es Cabo Cañaveral, en Florida”. Pero acá los construyen y eso es casi tan entretenido (por lo menos me consuelo un poco).

Vivir en Estados Unidos, al menos en una ciudad como Houston, me ha enseñado hartas cosas, pero las que más me han llamado la atención son respecto a las cosas buenas de la vida: La comida y los panoramas.

Comida:
El sabor de la carne: En otras partes del mundo he comido carnes ricas, pero nunca como acá. Hay un restaurant que se llama Taste of Texas, en el que puedes ir a la cocina y elegir tu propio steak. Los trozos de carne son enormes! (obvio, ya no debería ni sorprenderme) y hasta te puedes sacar fotos con ellos.

Todo se puede freír: Papas fritas y aros de cebolla, eso es normal. Oreo y snickers fritos? Quizás habría que probarlos. Cheesecake y helado frito?! No sé dónde va a terminar esto!

Todo tiene tocino: Como si el algodón de azúcar no fuera suficiente, aquí lo pueden encontrar con sabor a tocino. Lo mismo pasa con los cinnamon rolls, cupcakes o donuts, que vienen con trocitos de tocino mezclado con caramelo. Lo peor de todo es que estas cosas, por muy cerdas que suenen, la mayoría de las veces son ricas!

Panoramas:
Houston tiene el rodeo más grande de Estados Unidos. Dura más de una semana con conciertos de grupos como Maroon 5 todos los días y mil actividades que pueden convertirse en una adicción. Una de mis favoritas es el Bull Back Riding, que es cuando los cowboy tienen que aguantar mucho rato sobre el toro saltando, y el Mutton Bustin’, que es una carrera de niños entre 3 a 6 años, agarrados de una oveja. El que dura más tiempo gana, suena un poco cruel pero es divertidísimo, sobre todo pensar en los papás que quieren que su hijo participe en eso.

Acá todos los bares son de deportes. Todos tienen un montón de televisores con el deporte que se les ocurra, incluso en el baño para que no te pierdas nada del partido! Después de ir a ver partidos de cada una de las ligas, debo decir que mi favorita es la NBA. El basketball es entretenido, rápido y las cámaras de gente dándose besos o bailando lo hacen mejor aún. Pero mi nuevo deporte favorito es la carrera de tortugas. La hacen todos los jueves en un bar cerca de mi casa y se llena, todos apostando a qué tortuga va a ganar. No hay ninguna ciencia ni técnica, sólo gritar porque obviamente las tortugas no saben lo que están haciendo, resignarse y divertirse.

Ahora se cambian los países por los estados y los aviones por los roadtrips! Empezó el recorrido por USA!

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último