22 de 07 de 2014

Sello K: Las zancadillas de la vida

Me pasó algo liberador cuando estuve viviendo en Italia. Dejé mis pertenencias en Chile y allá tuve bien pocas. Luego las dejé allá y regresé con nada. Me compré lo básico, y siendo honesto fui mucho más feliz.

Un amigo también le pasó algo parecido, dejo su trabajo formal, típico del sistema, de 8 a 20. Cumplía sus pagos y era responsable como debe ser. Hoy renunció a su pega, hace trabajos esporádicos y tiene menos cosas que antes, pero jamás ha sido tan feliz.

Este tipo de situaciones es difícil hacerlas voluntariamente, la vida debe empujarte hacia fuera de la burbuja para que puedas asomar la cabeza y ver que hay fuera del sistema, del globo en el que estamos metidos porque es lo que nos dicta la sociedad.

Agradezco que la vida me haya empujado y hasta hecho una zancadilla porque me liberé de tantas estupideces materiales que pensamos nos da un absurdo estatus o comodidad social.

Mi amigo se ríe por todo, todo el día. Jamas lo había visto así de feliz, porque el despojarse de las cosas materiales que creemos que son necesarias te hace sentir tan libre, como cuando corríamos cuando niños jugando a la escondida, cuando nada más importaba que jugar, reír y cansarnos.

La vida puede continuar siendo una infancia. Es por eso que estamos acá, para reír cada segundo y agradecer, sea a Dios o al universo, de que estamos vivos, podemos sentir, podemos apreciar la belleza, podemos amar y podemos levantarnos de los tropiezos.

Mi invitación no es que dejes todo, sino que permitas que el universo se haga, una que otra vez, una buena zancadilla.

@BrankoKarlezi

1 comentarios

Pao

22 de julio de 2014

Cada vez que leo tus post, encuentro en ti algo muy parecido a lo que vivo. Creo que en vez de luchar por obtener cosas materiales, debemos luchar por obtener nuevas experiencias, rodearnos de gente positiva, sencilla y de tu misma onda. Concuerdo contigo que a veces nos preocupamos de tener las cosas por un ridículo estatus económico. Lo cual me parece bastante vano. Si al final de este camino que llamamos vida,¿que nos queda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último