15 de 07 de 2014

Serena abroad: Mr right

“¡Hola Serena! ¿Te quieres venir a tomar una chela conmigo?” Primero el mensaje en español y luego la palabra “chela” en él, cautivaron toda mi atención. Le había dado like unos días atrás a un guapo rubio de ojos azules, ninguna novedad por estos lados.

Pero sus fotos en África y Bolivia con un perfil relajado parecieron más que atractivos para mí. A sus 36 años, Rasmus, había vivido en Chile, viajado por el mundo y hoy representaba una compañía danesa en Latino América y el Caribe. Alcanzamos a hablar muy poco por Tinder antes de que me invitara a salir “No estoy muy atento a la aplicación, ¿Quieres que nos veamos mañana y conversamos?” ¡WOW! Hasta el momento nadie había sido tan directo y decidido en invitarme a salir. Acepté sin pensarlo, al fin y al cabo me interesaba escuchar su historia sobre Chile.

Al día siguiente estaba yo a la hora precisa, el lugar indicado y ni rastro de mi cita. En esta cultura no se usa llegar tarde a ninguna parte, estaba al punto de preocuparme cuando lo veo llegar. Casi dos metros de hombre, una espalda de esas que te dan ganas de colgar tus brazos y una carita de niño con malicia. Yo lo miraba de pies a cabeza mientras él, se deshacía en disculpas porque no encontraba estacionamiento.

Me encantó desde que lo vi; se vestía como Amaro Gómez-Pablos despachando en el conflicto de Irak. Tenía esa seguridad que se adquiere con los años y me abría camino entre la gente mientras escuchaba lo que yo decía. Al final de la cita  él parecía muy atento en mi historia y poco interesado en mí. Con la misma seguridad me señala que caminemos hacia su auto.

En mi cabeza pensaba, primer tipo que me derrite y no se pronuncia ni siquiera con una segunda cita ¿Habré hablado demasiado? Tal vez mi vuelta al mundo no le llega ni a los talones a sus viajes de negocios y estudios en el extranjero. Llegamos al auto y el juego con la llave en su mano lo delataron. Nos dimos el abrazo de despedida y bastó que yo inclinara un poquito la cabeza para que me diera un beso de esos que no dejan espacio a la imaginación.

Creo que sólo tuve un tiempo para decir que no estaba acostumbrada a agarrar la bicicleta mientras besaba a alguien, y él por su puesto, mientras me apretaba contra su pecho,  no podía responder de mejor manera -“Pero yo soy danés y eso es lo mejor que sé hacer”.

Sin segunda cita, sin largas conversaciones por chat o idas a tomar café. Esa noche me fui a su departamento y ha sido, hasta la fecha, la mejor noche de mi estadía en Copenhague. A sus 36 años este hombre sabía exactamente lo que estaba haciendo; antes que yo estuviera instalada, ya tenía dos copas de vino servidas en la mesa.

Me movía a su antojo y por sus expresiones yo no lo hacía nada de mal tampoco, sabía exactamente lo que quería, cómo lo quería y mejor aún cómo tenerme a su entera disposición. Me invitó a quedarme y pese a que ambos teníamos trabajo al día siguiente no lo dudé por un segundo… Además, quién puede negarse a algo de cariño en la mañana, pensé, y efectivamente éste fue el caso. Ni el trabajo, ni el sueño pudieron desaparecer la sonrisa de mi rostro ese día. Dinamarca estoy aprendiendo a quererte.

Si quieres seguir la historia de Serena desde un comienzo te dejamos su capítulos anteriores.

@serena_libre

CAPÍTULO 1

CAPÍTULO 2

CAPÍTULO 3

2 comentarios

ceci

21 de octubre de 2014

Me encantaan tus historias, creo que he leido cada una, minimo dos veces y me sigue sacando sonrisas de: uhhh se paso! (en el buen sentido obvio). Que envidia sana!!, sigue pasandola estupendo y disfrutando obviamente de cada amor extranjero, que tienen una chispa y sacan sonrisas. Espero hacer un viaje y vivir como tu en dos años mas, al salir de la U. un saludo!

mitsy

17 de julio de 2014

Rasmus es muy interesante, sus gestos como darse la pega de saber lo que es una "chela" lo hace muy dedicado. Además en la cama es genial. Quizás no es Mr. Right, pero lo estás pasando de lujo. Vamos con la próxima entrega Serena!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último