02 de 07 de 2014

5 pasos para convertirte en una líder

Para ser una líder, tanto en tu vida personal, profesional y en los estudios, es esencial adoptar una actitud sólida y pensamientos positivos.

En la Cosmo de julio (¡si aún no la has leído corre por la tuya!) viene un artículo muy interesante y entretenido sobre cómo volverte imprescindible en tu trabajo, “The queen of the office”. Aunque no existe una fórmula mágica ni menos certera en un cien por ciento, hay distintos pasos que de seguro te ayudarán a convertirte en un referente entre tus pares. ¡Aquí te dejamos cinco!

1) Organizar tu tiempo

Una pieza clave del éxito y de los buenos resultados es saber estructurar tus tiempos. Si quieres subir tus notas, es importante saber cuándo estudiarás cada cosa (sin volverte una control freak, obvio) para así no tener nada a última hora y evitar estar apurada. Lo mismo con cualquiera actividad que emprendas en el día a día. Aunque suene cliché, no dejes para después lo que puedes hacer ahora.

Tip: escribir en una libretita lo que tienes presupuestado hacer, y subrayarlo con un color cuando ya lo hayas hecho. Esto te permite tener un mapa mental sobre tus quehaceres y cómo vas cumpliendo con ellos.

2) Tomar decisiones

Nadie dice que es fácil, pero no puedes ser una líder si no tienes la capacidad de ser determinante en tu vida. Date el tiempo para poder decidir bien y confía en tus instintos (todas tenemos intuición!). Eso te ayudará a que le pierdas el miedo a la toma de decisiones.

3) Buscar desafíos

No esperes que las cosas lleguen a tu puerta, ¡búscalas! Saber para qué eres buena y qué cosas te gustan es el primer paso. Una vez que ya tengas eso resuelto, proponte metas e indaga las oportunidades hasta poder cumplirlas. Ojo: para evitar frustraciones, establece metas reales.

4) Decir lo que piensas

Este es un paso muy importante sobre cómo te enfrentarás personalmente a las circunstancias de la vida y sobre cómo te verá el resto. Una líder nunca espera que alguien más diga algo por ella. ¡Alza la voz!

5) Estar dispuesta a ayudar

Una cualidad que hace la diferencia en una persona es la humildad. Cuando empieces a encaminarte en las vías del liderazgo muchas personas acudirán a ti porque te verán como alguien segura de sí misma y proactiva. Ten paciencia y brinda una mano con gusto y dedicación.

Eso sí, es importante saber reconocer cuando alguien verdaderamente requiere de tu ayuda o está librándose de sus responsabilidades.

Sigue a Cosmopolitan en Twitter como @CosmoChile y en Facebook Cosmopolitan Chile

1 comentarios

Dana

03 de julio de 2014

Me encanto el artículo! muy cierto todo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último