01 de 07 de 2014

Check In: Disneyland Paris

La primera vez que fui a Disney fue en Orlando, tenía como 7 u 8 años, ya no me acuerdo bien. Obvio que estaba emocionada de ver a las princesas y personajes, pero cuando uno es chico lo disfruta de otra manera. Así es que cuando decidimos ir a Disneyland Paris no pude más de la felicidad.

Disenyland Paris se divide en dos parques: El primero es Parc Disneyland, donde está el castillo, las princesas y el mundo como de fantasía, y el segundo es Parc Walt Disney Studios, que es dónde se pueden subir a las mejores montañas rusas y descubrir todos los secretos de detrás de cámara.

Ambos son mucho más chicos que los de Estados Unidos, pero tiene todo lo que necesitas para pasarlo bien. Desfiles por todos lados, casi los mismos juegos que en los otros parques (al menos los más conocidos como el Space Mountain, Que Pequeño El Mundo Es, etc.), sólo es un poco extraño ver a Mickey y todos sus amigos hablando en Francés en vez de inglés o el español de las películas.

El castillo es el de la Bella Durmiente y adentro está lleno de vitrales que cuentan la historia de Aurora. También se puede bajar a una especie de cueva en la que está el dragón de Maléfica. Después de cruzar el castillo hay un pueblo de estilo medieval dónde está el carruaje de la Cenicienta y el laberinto y castillo de Alicia en el País de las Maravillas.

Eso es lo que más me gusto del parque, los personajes, desfiles y juegos para niños. Subirse a los elefantes de Dumbo? Vamos al tiro!

La verdad es que soy bien cobarde y no soy gran fanática de las montañas rusas, me dan un poco de miedo, y en eso tengo suerte porque mi pololo no puede ni pensar en subirse a una porque le dan más miedo que a mí. Pero nuestros amigos insistieron en que nos subiéramos a Rock ‘n’ Roller Coaster de Aerosmith con ellos, que parece que es la más terrible de todas, y ambos pensamos “bueno, ya que estamos aquí subámonos”.

La fila era de unos 40 minutos apróx. y durante todo ese tiempo yo vi como mi pobre pololo se ponía pálido y le transpiraban las manos. Cuando faltaban como 5 minutos para subirnos, con su mayor cara de terror me dijo “No puedo subirme, tu anda si quieres”.

Obvio que me quedé con él y entramos a un juego de Armagedon que era horriblemente fome y después vimos a nuestros amigos salir diciendo lo genial que era la montaña rusa, pero consolándonos con que nos habría dado un ataque al corazón si nos subíamos.

Me acuerdo que con mi hermano hicimos una fila para saludar a Mickey y mi papá se paró con nosotros. Yo, que era insoportable en esa época, le dije que no fuera ridículo que esta viejo para saludar  al ratón y él se fue. Después de varios años mi papá se murió y siempre me quedé con el trauma de no haberlo dejado saludar a Mickey, una tontera para muchos pero para mí significaba el mundo entero.

Así es que cuando volví a Disney (esta vez en París y no en Orlando como mi primera visita) dije “tengo que saludar a Mickey de nuevo”. En Francia la cosa no es tan organizada como en Estados Unidos, así es que la fila para saludar a Mickey duraba 2 horas!!!!

Yo me quedé esperando y mis amigos se fueron a pasear. Ahí estaba parada, la única de más de 7 años en la fila, con mis orejas de Minnie sintiéndome súper ridícula y pensando que debería irme mejor. Pero me quedé, saludé a Mickey, me saqué fotos abrazándolo y me liberé de todos mis traumas y penas de la infancia.

Esta vez pude disfrutar de Disney de otra forma, reviviendo canciones e historias de mi infancia y volviendo, de cierta forma, a ser niña. Es increíble como el lugar te traslada y te hace viajar en el tiempo y encontrarte con esa posibilidad de sorprenderte que a veces tenemos tan perdida. No importa en el país que sea, Disney es un mundo aparte que HAY que visitar!

Sigue a Cosmopolitan en Twitter como @CosmoChile y en Facebook Cosmopolitan Chile

@javipeirano

1 comentarios

coyo

01 de julio de 2014

Linda javi! preciosa experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último