19 de 06 de 2014

Serena abroad: Tiempo de espera

Las cosas con Jesper, el abogado, iban bien. Después de un mes habíamos ido al cine, cenado, compartido links por whatsapp, visto un partido de la Champions League –Lo que se traduce a que nos estuvimos besuqueando, en medio de un bar irlandés, lleno de fanáticos-.

El punto es que me gustaba, había entonces que llevarlo al siguiente nivel ¡Vamos a tener sexo! Yo no soy mucho de esperar, para qué estamos con cosas, pero a él parecía no importarle el tiempo. Siempre nos veíamos en lugares públicos, él nunca se pronunciaba con ir a tomar algo a su casa y yo vivo con mucha gente, así es que mi departamento está vetado.

Me empecé a importunar. Semana tras semana las citas eran más elaboradas pero nada ¿Cuánto es lo prudente para esperar?

Nunca me había pasado que un hombre me tuviera en tanta incertidumbre. Cuando lo comentaba con amigas europeas, la mayoría me decía “anda y proponlo tú”. Cuando se lo decía a mis amigas en Chile, todas caían en incredulidades y cuestionamientos “¿No será que tiene alguien más por ahí?” Nuevamente el factor cultural.

Las mujeres aquí son empoderadas, si quieren algo lo piden y no hay ningún prejuicio moral con querer tener sexo. Se han masculinizado a tal punto que si ellas gustan de un tipo en un bar, van y le hablan abiertamente. A ningún hombre se le ocurriría ni por si acaso pagarle el trago a una mujer.” No somos ningún objeto al que tienes que comprar o adular”.

Las mujeres aquí, a mi gusto, se volvieron hombres y por consecuencia los hombres se volvieron más femeninos. Todo este desarrollo es lo que me tiene hoy esperando que un danés me lleve a su cama.

Ya me había decidido, en la próxima cita subiría las cosas de tono, luego con cara de no muy buenas intenciones le diría; ¿Y si nos vamos a tu casa? Nuevamente un mensaje de él. “Esta semana podríamos cenar en mi departamento” ¡YES ! Finalmente la fecha estaba saldada.

Había que preparar lo típico; ropa interior decente, full brazilian wax, una botella de vino y a disfrutar. Esa noche él parecía que se había olvidado de la espera. Me recibió en la puerta con una copa de vino, un recorrido rápido por el departamento, los dos en el sofá y a lo que vinimos. No me acuerdo si la ropa me la saqué yo o él, pero como ya dijimos, aquí el que toma la iniciativa es lo que menos importa. La verdad es que para mí, a esas alturas, tampoco importaba.

El hecho fue bueno. Ni más ni menos ¡He tenido mejores a decir verdad! Justo cuando encuentro un tipo guapo, que me hace esperar mucho más de un tiempo prudente… Snif Creo que nunca había esperado tanto, y para nada. Que decepción ¿Debería darle otra oportunidad?

Normalmente si esto me pasa los corto rápido, pero también no alcanzo a involucrarme tanto con ellos, eso lo hace más fácil –Suerte que no lo tengo en Facebook, pensé-. Esa noche decidí dormir en mi casa, inventé que necesitaba más tiempo para acostumbrarme a dormir con alguien. Si él se había tomado un siglo para eso, yo podía hacerme la interesante un rato más ¿No?

@Serena_libre

Cosmopolitan está en Twitter como @CosmoChile y en Facebook Cosmopolitan Chile

Si quieres seguir esta historia desde el comienzo te dejamos los primeros capítulos:

CAPITULO 1

CAPITULO 3

4 comentarios

Cosmopolitan > Serena abroad: ¡You got a match!

02 de julio de 2014

[...] CAPITULO 2 [...]

Serena

01 de julio de 2014

Eso es exactamente lo que hice... Y la verdad las cosas no mejoraron!! Por otra parte el universo es el límite y sin duda hay muchos más peces en el océano. No se pierdan el próximo post de esta semana ;) Y sigan comentando!!!

Ximena

25 de junio de 2014

Mhhh... normalmente diría "al menos espera una segunda prueba", pero la verdad es que si se demoró tanto no va a mejorar. Usualmente soy de la idea de que la práctica lo mejora todo, pero para eso se necesitan ciertas continuidades... dale una segunda oportunidad si es pronto, pero si demora más de una semana en ocurrir nuevamente, adiós! !! Es todo un continente por recorrer, linda.

cota

19 de junio de 2014

me encanta eso de la mentalidad de otros lugares!! hay más libertad y menos prejuicios, es lo mejor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último