09 de 05 de 2014

El machismo más peligroso

Bárbara terminó en el suelo durante un carrete. Tomó más allá de la cuenta y le dio “la mona triste”. Lloraba amargamente, llamando a su pololo y gritando a los cuatro vientos que lo amaba. Tiene sólo 17 años, por lo que sus padres –indignados– la castigaron.

–¡Pero porqué no puedo salir durante un mes!, rezongaba ya más sobria en el living de su casa. Si Pato llegó peor que yo la semana pasada y no le dijeron nada, aludiendo a la borrachera de su hermano mayor.

–Simple –argumentó su madre– el es hombre y tiene más libertades.

Después de escuchar esta historia, tuve que recoger la comida que se me había caído del tenedor en mitad del almuerzo. De vuelta a casa, tuve la sensación de no saber bien donde estaba parada. ¿Era acaso que aún vivía en el mundo de las cavernas, sólo revestido de modernidad? Desde Marie Curie a Angela Merkel, pasando por Coco Chanel, Golda Meir, Eva Perón y Simone de Beauvoir, se revolcarían en sus tumbas si hubiesen escuchado lo mismo.

Llego y prendo la televisión. En pantalla aparece Michelle Obama, uniéndose a la campaña contra el brutal secuestro de las 200 adolescentes en Nigeria, país donde hay sectas musulmanas que creen que la mujer no debe recibir ningún tipo de educación y que prácticamente está al nivel de un esclavo. No cabe duda de que el rol de la mujer en la sociedad es disímil y aún después de tantos años sigue generando polémica.

El fin de semana pasado Emol publicó el manual de la buena esposa. Al día siguiente en radio, televisión y twitter, habían mujeres que rasgaban vestiduras ante frases como: “espera a tu marido arreglada. Es importante que él te vea bonita”. Aprovechamos de decir que el manual corresponde a 1953, cuando efectivamente ser una excelente esposa y madre, era lo único que se esperaba de ti. No obstante, no faltaron las que levantaron carteles de protesta como si se hubiera escrito hoy.

Creo que hay que tener mucho ojo con la sensibilidad extrema sobre algunos temas, ya que gracias a los discursos feministas (legítimos en su época), las mujeres nos lanzamos en una carrera por ser mejores que los hombres. Rescato el libro de Lenka Carvallo Descolocados, donde plantea que de esa descarnada competencia nacieron las actuales “reinas alfas” que efectivamente llegaron a la cumbre del éxito, pero que están solas. No se trata de que las mujeres no triunfen laboralmente… no, no. Pero así como buscan compatibilizar trabajo y maternidad, creo que las mujeres deben intentar equilibrar su ying y yang interior.

Volviendo atrás me pregunto, y si el manual tan comentado hubiera dicho: “Tu marido debe llevarte desayuno todos los días y sacar a los niños para que tú puedas dormir siesta”, ¿nos hubiera parecido aberrante, degradante para el género masculino?

El machismo aún está lejos de extinguirse, sobre todo aquel machismo silencioso, subrepticio y que mina la autoestima de una chica inteligente de 17 años, que lo más probable es que no agache la cabeza sino que luche por demostrar que ella es igual o mejor; y ya sabemos donde termina ese camino. Porque quizás lo que genera el machismo actual no es inferioridad… tal vez sea soledad.

@Paula_Aviles

>Las mariposas en la guata

3 comentarios

Lola

10 de junio de 2014

Bueno, la verdad es que prefiero estar sola que ser tratada como un sujeto inferior, o derechamente un objeto.

Mitsy

13 de mayo de 2014

Como dice Arjona, " nosotros por el machismo, ustedes al feminismo y al final la historia termina en par" Hay que llegar al balance. Onda el manual debe decir " mujer: esperalo siempre con una sonrisa; hombre: llega siempre cariñoso. Fin de la discusión.

Pamela Urrutia

11 de mayo de 2014

Totalmente de acuerdo. Esta buenismo este artículo. No está bien el machismo pero la manera de combatir lo no es el feminismo extremó, eso genera mucha soledad, me toda tratar con muchas mujeres exitosas que hoy se encuentran solas y con muchas más jóvenes confundidas de como quieren ser. Muy bueno. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último