07 de 04 de 2014

Sello K: “Hagamos todo con corazón y pasión”

He visto con mis ojos gente morir. Además día a día nos encontramos con trágicas historias en las noticias donde un tipo tras un enfrentamiento resulto baleado en la calle, o la desgarradora historia de una pequeña que recibió una bala loca o la mala fortuna de un anciano atropellado.

Mientras la gente se tapa la boca y comenta impresionada este tipo de escenas, a mí siempre me vino un pensamiento distinto: ¿habrán hecho todo lo que querían hacer? ¿alcanzaron a vivir su vida al máximo? Eso me da más miedo que morir.

De morir, moriremos todos. Algunos antes, algunos después. Pero moriremos. Y cuando alguien nos llore, y cuando alguien hable de nosotros, y cuando alguien sonría al recordarnos, nosotros no haremos más que no existir.

Y ya que no existiremos – independiente si uno cree en la vida después de la muerte – aprovechemos de hacer todo con el corazón y la pasión. El primero porque no es necesario ser religioso ni espiritual para saber qué es correcto o no.

Sabes que comprarle un sandwich a un anciano pobre en la calle, donar dinero a una persona que ha perdido su casa o ser fiel a nuestra pareja es hacer un acto bueno. No se trata de ir a misa todos los domingos o tener que saber los 10 mandamientos de memoria, sino que significa sólo ser humano y, por ende, saber lo que es bueno y qué es malo.

El segundo porque sin pasión somos sólo un pedazo de carne con 90% de agua y dos bolas de ojos. Porque sin ella seremos un robot del que no le importará si ha vivido 10 o 100 años.

Hacer las cosas con pasión te desliga de la necesidad de tener dinero, de comprar ropa cara y de aparentar para ser aceptado por los demás.

Vivir con pasión es saber priorizar tus sentimientos y cómo quieres recordar tu vida cuando mueras. Es seguir tus intintos y vivir. Equivocarte. Reír. Llorar. Pero nunca tener el pensamiento de “cómo habría sido si…”.

Corazón y pasión. Bondad y empacho. Combinación ganadora.

@BrankoKarlezi

1 comentarios

Paola

07 de abril de 2014

Branko, no me vas a creer, si yo fuera tu pensaría que soy chanta.. Pero hace un rato atrás mientras almorzaba con mi mejor amiga, estaba dándole "consejos" (mas que nada mi opinión en base a experiencias) sobre la relación que tiene con un hombre, el punto es que le decía que viva al máximo, que entregue todo de sí (en el buen sentido de la palabra), que confíe, porque al final la sensación más desagradable con la que se puede quedar es con el "que hubiera pasado si.." y lo que es mas impredecible es que nunca sabremos si en verdad vamos a tener todas las oportunidades para hacer/ demostrar lo que sentimos.. En conclusión me leíste la mente. Me encanta tu columna, besos :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último