18 de 11 de 2013

Sello K: “Ochobo”

En la cultura japonesa una boca de mujer chiquitita y que se comporta “bien” es de buen gusto y políticamente correcto, el nombre específico para esta situación se llama “ochobo”. Una de las consecuencias de esta regla social es que las féminas no pueden disfrutar de una hamburguesa gorda o de un hot-dog en público porque es como si en Chile una señorita se sacara los pelos de las piernas con una pinza, así de inaceptable es. Por lo mismo, un restaurante japonés inventó una servilleta que la pueden ver aquí (http://mibrujula.com/comer-con-dignidad-una-hamburguesa-en-japon/) y de ahí siguen leyendo esta columnilla.

Patético, ¿no?. Bueno, muchas veces nosotros somos iguales de patéticos. No porque una costumbre extranjera nos parezca inusual o extravagante significa que sólo allí podemos definirla como patética. Lo central es que nosotros también estamos rodeados de mil comportamientos sociales que son vistos con buenos ojos pero que nos ahogan en nuestro camino a la felicidad. Yo me río fuerte, por ejemplo, y siempre me ahogo y termino con la risa tipo chancho. Ese “pgzzzzrrrr” que todos se dan vuelta a mirar. Me cohibía un poco hasta que una vez en una mesa una amiga (sí, una amiga) me dijo, “¿te puedes reír un poco menos fuerte porfa?”. La puteada que le llegó fue desde aquí hasta Punta Arenas.

La gente que vive enfrascada en lo que debe o no debe ser correcto de acuerdo al ojo ajeno es la brutalidad más brutal (lo sé, mal escrito pero no encuentro la forma para describir lo brutal que es) que puede existir. La vida es corta, la vida es rápida y NADIE se acordará si te reíste fuerte, si comiste un helado mientras se te chorreaban las manos, si dijiste demasiadas veces CTM, si te apasionaste con tu pareja en público o bailaste descontroladamente en una fiesta porque tomaste muchas piscolas. Cuando llegue el momento de irnos al cielo sólo nos acordaremos de cuán bien lo pasamos, de cuánto nos reímos, de cuánto fuimos felices.

No me gusta lo políticamente correcto, porque nadie sabe lo que es. Porque en Estación Central puede ser decir “provecho” cuando alguien comienza a comer y en Las Condes puede ser mal visto porque… ¿por qué? ¿qué estúpida razón hay? Ninguna. Si alguien quiere ser “Ochobo” lo verá mal porque cree que es malo, pero alguien que es libre de lo políticamente correcto lo verá como un acto de respeto hacia el otro y que disfrute su cimida. Y punto.

Mi consejo: Menos Ochobo y más provecho.

10 comentarios

sofia

20 de noviembre de 2013

jajajajaj mi palabra favorita es CTM !!! estudio derecho, y mis compañerines son bien snobs , no la mayoría, pero si hay de esos que te miran feo, claro que existen muchas personas que rompen ese esquema y eso es lo rescatable de la vida! por cierto mi risa a veces es como de señora caballo XD !! saludos!

Roxana Carvallo Tesorr

18 de noviembre de 2013

Yo también te amoooo....

Feńa Barrera Provecho

18 de noviembre de 2013

Por esto te amo... :)

María José

18 de noviembre de 2013

Que gusto encontrar alguien que piensa igual que yo; usualmente me rio muy fuerte y disfruto las pequeñas cosas de la vida y gracias a ti tengo un término que define la conducta de crítica poco constructiva de mi hermana: "Ochobo" jajajaj

pepis

18 de noviembre de 2013

1) me encanta tu risita de chanchito, pa mi significa q estas gozando de lo lindo 2) cuando era chica me decian " riete como señorita" porque tambien me rio " juerte".... antes pescaba, ahora no jjjijijj un abrazo desde su Chilito querido

Clau

18 de noviembre de 2013

Jajaja buenisima! me acuerdo que muchas veces me miraron feo por ir comiendo hamburguesa del macdonalds en el metro jajaja, a veces me complico pero ultimamente ya no, igual que el tema de reirme, tb me rio super fuerte y da lata cuando a uno le quitan la inspiración o lo miran raro, hay que ser como uno es no mas, como dices tu, nadie se acordara de esas cosas en un tiempo y uno las vive y las disfruta y es feliz como lombriz =)

pao

18 de noviembre de 2013

me encanto! no solo porque me recordaste el 1er cumpleaños de mi hijo, donde baile de felicidad, y las caras de la familia de mi novio (ochobos a morir,con un toque de moralistas). Tambien por q soy de esas que canta karaoke, con o sin piscolas, rie fuerte, busco la felicidad y gente que me acompañe en esta buena onda! como joe vasconcellos y guppy golberg jajajaja

Sabrina

18 de noviembre de 2013

Estoy saltando de alegría, púes al fin un comunicador es alguien que vive y deja vivir. En el mundo de las blogggers, pasa mucho que odian el provecho y prefieren el ochobo. Buenísima entrada.

Valery

18 de noviembre de 2013

Que maravilla de columna!!! porqué se debe hacer lo que el resto quiera? o como dices tu: lo políticamente correcto? No señor, eso no va conmigo!!! la vida es una sola y hay que sacarle el mayor provecho posible: si me quiero comer una gran hamburguesa me la comeré! si todas toman jugo natural yo beberé una Corona helada, reír fuerte cuando se tiene ganas y llorar en el cine por una película... Nadie me dirá que hacer ni como ser. Soy libre por ello y feliz!

kata

18 de noviembre de 2013

excelente! es justo la actitud que he adoptado en estos últimos meses y en verdad lo he pasado mejor q nunca antes! estoy relajada, disfruto todo el triple!!. absolutamente recomendable!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último