04 de 11 de 2013

Sello K: Cierra los ojos

Luego de 3 años de estar con un papanatas y dos de soledad, una amiga ya lleva 4 citas con quien parece ser, un tipo que podría convertirse en algo serio. Con 29 años ya está algo impaciente por encontrar el hombre que la lleve al altar y cumpla sus fantasías familiares. Concepto con el cual no estoy de acuerdo, porque pienso que está en plena juventud y debería pasarlo bien, pero bueno, un par de piscolas y horas de conversación más tarde la noté algo “impaciente”.

“¿Pero qué hago, lo llamo, espero a que me escriba?”. Un sorbo, la miro y le digo “¿por qué no te relajai?, estai cachando que eso es tensión sexual, ¿no?”. “¿Cómo tensión sexual?, ¿y qué puedo hacer?”.

“Bueno… tensión sexual no significa que aún no te acuestes con él o que quieras apurar el baile desnudo. No. Quiere decir que en el desarrollo de la conquista siempre habrá algo inconcluso, que ocurrirá hasta que la relación llegue a buen puerto. El problema es que mientras el barco navega, esta tensión sexual te puede jugar malas pasadas y llevar a cometer errores”.

Hasta el momento, me miraba con ojos como platos y el pisco sour le quedaba un último sorbo. “Ya, ¿y?, ¿qué cresta tengo que hacer?”, me preguntó. La miré muy relajado y antes de tomar un poco de piscola le dije claro y fuerte: “masturbate poh”. La carcajada de mi amiga se escuchó por los 3 pisos del bar. Sabía que iba a reaccionar así. No sólo porque la masturbación femenina, sí, en el año 2013, sigue siendo tabú, sino porque la mayoría de las mujeres no asocian la tensión sexual con la masturbación.

Bueno, son como el cielo y la tierra, como marido y mujer, como diente y carie. Al hacerlo se relajan las neuronas que nos hacen hacer estupideces en pos de liberar la tensión sexual. Mi amiga me escuchó atentamente y me dijo: “Ok. Lo entiendo. Hasta lo acepto. Pero no me masturbo. No me siento cómoda con mi cuerpo”. Otra piscola y otro pisco sour.

“A ver, le dije. Eso es otro tema. Y empecemos con la solución más rápida. Masturbarte no requiere que te sientas bien con tu cuerpo, ciertamente es un plus, pero aún así puedes hacerlo. Sólo cierra los ojos, olvídate de ti y déjate llevar. Para algo el cerebro puede imaginarse cosas”. La importancia de la masturbación, femenina y masculina, recae en que a pesar de que podemos tener distintos motivos para requerirla (para nosotros es casi un hobby, mientras que para las mujeres es casi medicinal) es una forma de liberar tensiones, de pensar claramente sin tener la tensión, la necesidad de romper la presión sexual de tus genes que te dicen “conquístala!” o “que te de un beso!” y podamos disfrutar más el proceso del enamoramiento. ¿y mi amiga? bueno, está pololiando.

 

 

4 comentarios

ceci

16 de noviembre de 2013

Siempre te leo y debo decir que me encantan tus columnas!! En estas y en muchas cosas mas te encuentro la razón. un aplauso por ese don especial en plasmar tan bien las ideas!! un saludo!!

loreto

06 de noviembre de 2013

ES PEC TA CU LAR ! ! tuve na sorisa todo el tiempo en mi cara desde que comenze a leer esto y una carcaja al igual que tu amiga.... ! realmente quizas me hiciste reanalizar mis "situaciones" sentimenteles y quizas falta un poco mas de autocariño y asi quien quizas encuentre lo que tanto "busco". gracias

Sabrina

04 de noviembre de 2013

Freud lo dijo y nos liberó de sus propias técnicas de psicoanálisis. Libere el libido y sea feliz.

Maria Belen

04 de noviembre de 2013

Branko tienes toda la razón!!! Yo tengo pareja, y me encanta hacerlo con él, pero cuando no está y el estrés me agobia me relajo con un poquito de "autocariño" y no es algo que haga todos los días, pero es bueno para relajarse. También, como a tu amiga, me pasó lo mismo en la época de la conquista, cuando quería apurar las cosas pero si lo hacía corría el riesgo de perderlo. Tal practica (gratuita y medicinal) me ayudó mucho. Es complicado hablar de este tema, no es tema de conversación entre mi círculo de amigo, siendo que soy una persona que se relaciona mas con hombres que con mujeres y para ellos es como cepillar sus dientes en la mañana. Por ultimo, pero no menos importante, te felicito por la columna, me gusta que hables de todos los temas sin pelos en la lengua y al igual que a tu amiga se me salió una carcajada que se escuchó en todo el banco!! Cuidate :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último