08 de 10 de 2013

Check In: Barcelona

Barcelona siempre había estado dentro de mis top 10 de ciudades que conocer. Jamás he escuchado a alguien decir que esta ciudad es fea o que no vale la pena ir, todo lo contrario, mis amigos que alguna vez han pasado por esta ciudad lo único que hacen es recomendarla y soñar despiertos con vivir allá, y ahora yo me uno a ese club. Es que con el clima, la playa, la comida, su gente y la ciudad entera decorada por Gaudí, dan ganas de dejar todo atrás y empezar una vida nueva en Barcelona.
Gaudí fue un arquitecto catalán que, de cierta manera, hizo lo que Barcelona es hoy. Las casa que diseñó, junto a parques, iglesias y edificios, son realmente impresionantes y una visita obligada para quienes pasan por la ciudad. En el caso de la Sagrada Familia, catedral que aún sigue en construcción ya que Gaudí murió antes de finalizarla, es mejor comprar los tickets online porque las filas son eternas.


Nos quedamos en un hostal en La Rambla, uno de los sectores más turísticos y céntricos de la ciudad. De ahí se puede caminar a todos lados o tomar el metro si prefieren. Lo mejor del hostal es que estaba a 2 cuadras de La Boquería, un mercado en el que la gente no sólo compra frutas y verduras frescas, si no que también van allá a tomarse una sangría y a conversar con los amigos. En España hay varios mercados así, pensados para comer o tomar algo ahí más que para hacer las compras.

Para mí, ir a cualquier ciudad de España significa comer… y tomar. Todo tipo de tapas, quesos, tortillas y chorizos, acompañados de un vaso de sangría. Nada mejor! Y como ese era el objetivo nos pusimos a buscar lugares entretenidos y diferentes. Así encontramos La Xampanyeria, la cual recomiendo mil veces. Es un bar enano y lleno de gente, en el que hay que estar parado, apretado y luchar porque te atiendan. Pese a que no suene muy encantador, es genial y barato. Aquí se comen sandwichs con champagne (o cava, por ser española). Estábamos muy perdidos y no sabíamos que pedir, así es que copiamos lo que escuchamos gritar y nos llegó una botella de rosé y dos sandiwch de jamón serrano, queso, cebolla y pimientos, la mezcla más rara del mundo, aunque todo muy rico. Vale mil veces la pena apretarse un poco y tener la experiencia de La Xampanyeria.


Hay algo que es casi obligatorio al viajar con hombres como mi pololo: el fútbol. Los estadios de los equipos más importantes del mundo son obligación en cualquier recorrido turístico, y estando en Barcelona teníamos que ir sí o sí al Camp Nou. Pero esta vez no fuimos al museo ni recorrimos el estadio, si no que conseguimos entradas y fuimos a ver un partido. Nuestros asientos eran al final del estadio, casi podíamos tocar el cielo! Pero daba lo mismo, vimos el partido, Alexis Sánchez metió un gol y Messi, dos. No queríamos más después de eso! Ni siquiera la lluvia (sin paraguas, chaquetas o techo) logró espantarnos.

Antes de irnos al aeropuerto hicimos una parada obligatoria en La Barceloneta, una de las playas más famosas de Barcelona. Disfrutamos del sol maravilloso de España , almorzamos patatas bravas, paella y boquerones fritos. El final perfecto para unas vacaciones que sólo me dejaron con ganas de volver.

4 comentarios

Paloma

27 de octubre de 2013

esta ciudad es especial! creo que hechiza a la gente, viví 1 año allá y quiero volver!! es impresionante!

Elizabeth

27 de octubre de 2013

Yo me enamoré de Barcelona, años planeando visitarla hasta lograrlo. Fue amor a primera vista. Definitivamente la próxima vez que vuelva me quedaré. Yo también fui al Camp Nou y Alexis marcó en aquella vez. Recomiendo visitar el Barri La Ribera, donde hay lugares increibles, como el Palau de la Música Catalana, la Catedral de Barcelona, la Basilica de Santa María del Mar, la Ciutadella y el Mercat de Santa Caterina (y la mejor cocineria de Barna: el Bar Joan, donde los martes sirven un arros negre para repetirse). Y para tener la mejor visión de Barna: Parc Güell y el Tibidabo (si van entre marzo y diciembre no perderse el Parc d'Atraccions).

pazi

10 de octubre de 2013

Que increible... leo y es como si me viera caminando por esos pasajes tomar una sangria de cava.... todo lo imagino por aun no tengo la fortuna de conocer.

S livianas

08 de octubre de 2013

Dan ganas de tomar un avión y partir a Barcelona ahora mismo! Excelente recorrido, se lee una ciudad cautivante. Saludos y gracias por el paseo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último