15 de 06 de 2012

¿Cuánto les mentimos?

Sábado por la mañana, Alto Las Condes, tienda Zara. Una rucia alta se pierde entre los pasillos y lleva el máximo de prendas al probador. Si todo sale bien, llevará los modelitos en varios colores porque “para que vas a peder el tiempo, si te queda bien cómpralo al tiro en diferentes tonos”, es la máxima que Macarena me grita desde la caja. Salimos rumbo al café con sendas bolsas en las manos, y entonces comienza su preocupación: “Mmmm el gordo llega a almorzar, voy a tener que guardar todo en el auto”. “¡¿Qué?!”, le respondo. Si es su plata, que ganó con su pega, a quién le importa en qué la gastó?! (o es muy tonto lo que estoy diciendo?).

Ella se echa reír ante mi feminismo acérrimo, y me asegura que no se trata de miedo, sino simplemente de ahorrarse un problema, y así cuando él no esté, bajará rápidamente el botín,  le quitará las etiquetas y colgará sus tesoros en el clóset. Si por algún motivo, él llegara a darse cuenta de que ese vestido no lo había visto antes, ella responde: “noooo, me lo compré hace un montón de tiempo”.

Son mentirillas blancas, que te salvan el pellejo, pero en cosas que no son graves. Como cuando te llama el tipo que te encanta y te pregunta: “¿qué hiciste ayer?”. “Ufff salí con una amigas y los pasamos increíble”. ¡Claro! imposible confesar que te quedaste viendo Primer Plano sola y comiendo helado. La Claudia siempre le saca celos al pololo cuando sale conmigo. Cuándo él le pregunta si nos “jotearon” ella, una y otra vez, le contesta: “Siempre, amor… se quisieron sentar en la mesa pero no pescamos”. La verdad es que ni una mosca se acercó por la noche.  Pero la Claudia insiste en que lo importante es que él se crea el cuento y asegura que eso lo mantiene atento en la relación y que le asegura buen sexo. ¿Será?’

Lo cierto es que estas mentiras, me parecen más toques de astucia, que otra cosa. Eso sí hay que tener cuidado. La prima de la Maca estaba enamoradísima de un tipo, pero no pasaba de ser un amigo con ventajas. Además sabía que salía con alguien más y en su desesperación puso en práctica el plan B: le inventaba que había salido con un amigo del colegio, que el compañero de trabajo moría por  ella y así muchos más, hasta que un día, el campeón picó y formó no sólo pareja, sino familia con ella. El problema fue que tanto había mentido la Coté, que ya no se acordaba de todo, al contrario de él que tenía memoria de elefante y más de un mal rato pasaron porque se encontraban con esos “supuestos pinches” y a él le faltaba poco para pegarle.Ufff.

Por eso chicas, elijan su frase: para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado, o una mentira dicha tres veces ya es verdad.

Si quieren seguirme por Twitter @Paula_Aviles

 

8 comentarios

Hombre

05 de julio de 2012

Encuentro super estúpido el tener que recurrir a mentiras por cosas sin sentido como las que expusieron en el texto. Lo MEJOR que pueden hacer es hablar con la verdad SIEMPRE. Que evitará que sus parejas piensen...¿Si me mintió por esta [webada] quizás en que más me mintió? Muy mentira blanca será, pero recuerden siempre la etimología Mentira --> sustantivo Blanca --> Adjetivo Negra --> Adjetivo Marrón --> Adjetivo etc... Una mentira es una MENTIRA y listo, no sacan nada con engañarse a si mism@s. Lamentable...

Carola

20 de junio de 2012

Me encanto este articulo.... sobre todo lo de la prima de tu amiga... a mi me pasa algo parecido... asi q tendre que poner en practica el Plan B.. Gracias!!.. Saludosss..

Mely

20 de junio de 2012

Alles Luge! me harté de las mentiras y me dieron ganas de ser una experta, saben cómo ?? Miren la serie Lie to Me (http://www.miralietome.com/) es realmente buenísima la serie, aunque recién llevo viendo la 1° temporada ya de a poco voy memorizando algunos tips , así que chicas que no las hagan lesas. Cristina tienes suerte que no tengas un pololo celópata :/ Reyni lo de Primer Plano me pasa lo mismo, ya se me hizo costumbre jaja!!

Reyni

16 de junio de 2012

Creo que a veces puede ser bueno decir esas mentirillas y que más que hacer daño hacen que el hombre quede más curioso y por ende más interesado. Me cayo como anillo al dedo lo del prime plano jajajaja. Saludos Chicas!

Anastasia

16 de junio de 2012

No creo en la necesidad de las mentiras, no creo tampoco que existan las mentiras blancas: mentir es mentir, ya sea en cosas chicas o algo grande. Prefiero algunas veces no contestar si quiero parecer mas misteriosa, pero no es necesario usar ni menos abusar de las mentiras

cristina

15 de junio de 2012

Me encanto! jajaja, a veces me pasa que me pregunta si alguien en la universidad me mira o me "jotea" y yo digo que si, pero la verdad es que ando con tremendas ojeras, 0 maquillaje, vestida a la rapida y con mil libros encima, pero para no quedar como ñoña digo que si... jajajaj triste :(

Paula Avilés

15 de junio de 2012

Querida Eve...tú dices doy amor sin esperar nada a cambiom pues bien el amor de pareja no es un apostolado así que espera y MUCHO porque tú lo mereces. Cuando sientas qyue tu te mereces que te quieran como dices, entonces estarás en condiciones de aplicar la geisha-yegua, es decir, amorosa, delicada y femenina, que no exije, pero que no siempre está disponible, a veces no contesta el celular pero sin estar enojada solo dices uyyy no te escuche,,, o dices ay me encantaria salir, pero no puedo. Un abrazo! y de verdad espera amor, todos lo merecemos.

eve

15 de junio de 2012

Creo que a veces es bueno recurrir a ellas.... Pero a mi no me dan resultado. Que hago cuando la pareja es indiferente, frio, pero siempre dice amarte mucho, yo doy amor, pero aunque nunca se espere nada a cambio, tambien quiero recibir algo.... :(

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último