El rincón de la novia: ¡¡Sí, acepto!!

Bookmark and Share

Que importante es esta frase cuando de matrimonio se trata… aquel día cuando tuve que pronunciar dichas palabras lo hice sin pensar en todo lo que implica el “SÍ, ACEPTO”, y es totalmente lógico con la emoción y nervios del momento.

Recuerdo que esa misma noche y luego de haber contado la noticia de que nos casábamos a nuestros respectivos padres, llegué a mi pieza aún nerviosa y pensé que al decir esta frase no sólo aceptaba casarme con mi pololo, sino que también estaba aceptándolo a él, tal y como es, con sus defectos y sus virtudes.

Es difícil explicar lo que sentí ese día y los posteriores al “SÍ, ACEPTO”, estaba feliz pero al mismo tiempo inquieta, preocupada y ansiosa por todo lo que vendría, y no me refiero a la organización de la fiesta o la compra del vestido… sino más bien a la vida en pareja y todo lo que ello involucra, como el estar preparados para enfrentar los problemas juntos, apoyarnos, escucharnos, entendernos, y sobre todo, confiar plenamente el uno del otro, porque el vínculo que comenzamos a forjar conlleva a un gran cambio en nuestras vidas que tenemos que asumir con responsabilidad y madurez.

Quizás muchas novias hemos pasado por esta etapa y hemos sentido alguna vez este tipo de sensaciones, lo cual  es absolutamente normal ya que el compromiso que estamos adquiriendo es de gran importancia y se supone que “PARA TODA LA VIDA”.

Así que chicas si alguna vez han comenzado a experimentar este tipo de emociones no se asusten y vivan el momento porque es un proceso más, que tal vez, nunca pensamos que sentiríamos después de pronunciar el  “SÍ, ACEPTO”.

Bookmark and Share

2 Comentarios en “El rincón de la novia: ¡¡Sí, acepto!!”

  1. La verdad es que no estoy casada ni me han propuesto matrimonio, pero me imagino los nervios que debes sentir y que sentirás hasta el día que finalmente digas SÍ ACEPTO!, con esa fuerza y seguridad que creo tendríamos todas al momento de expresarnos ante el cura (para las que somos católicas)…qué emoción en verdad pensar en ese día…tengo dos amigas que se casan y están igual que tu, ya que como bien dices el casarse más allá de la fiesta y la parafernalia, el tema es unir tu vida para siempre a una persona x con costumbres, pensamientos y valores distintos a los de uno, pero lo peor de todo es aceptar si o si a su FAMILIA!!!! jajaja tema no menor en algunos casos.

  2. Sí, conozco bien esa sensación… hace relativamente poco dí el “sí, acepto” a mi novio y tenemos planes de matrimonio. Pero ahora estoy super nerviosa, ansiosa e inquieta porque implica un cambio gigantesco en mi vida… y no exagero, porque al menos yo, me tengo que mudar hasta de país. Además que nunca imaginé en compartir mi vida con alguien (de verdad que siempre me vi sola), y ahora aquí estoy, de novia. Son las vueltas de la vida. Y estar en pareja es mucho más que besos y abrazos, sobre todo si estás pensando en hacer una vida junto a alguien. Hay que ver las diferencias, solucionar problemas, saber escuchar, que no se pierda la comunicación, ser creativo para salir de vez en vez de la rutina. La vida en pareja es compleja y hermosa a la vez, porque realmente uno quiere que funcione… entonces creo que es normal estar nerviosa ante un cambio tan importante en tu vida.

Cerrar ventana

Suscríbete a Cosmopolitan por mail!

Ingresa tu correo a continuación, y recibirás diariamente un resumen de todo lo nuevo que hayamos publicado en nuestro blog.