02 de 04 de 2012

Mis Primeros 21K

No sé si se acuerdan de mi post del año pasado, Mis Primeros 10K. Ahí les contaba cuánto había tenido que sacrificarme para poder correr unos humildes diez kilómetros en una hora sin sentir que la vida era una miseria. Todo producto de haber sido toda la vida una mujer absolutamente sedentaria…

Sin embargo, como somos brillantes y mágicos seres humanos que podemos volcar las vivencias a nuestro favor, hoy puedo gritarles, de manera emocionante, sincera, humilde y henchida de felicidad, que logré mi primera meta: 21K, medio maratón.

Un año de entrenamiento sin tregua, más de 1.200 kilómetros corridos, dos pares de zapatillas destruidas con pasos de amor, dos calzas que cedieron en exceso de tanto lavado, un jockey que ya está medio chueco, más de 55.000 calorías consumidas según mi fiel portal de entrenamiento GPS Endomondo.com, centenares de ilusiones, dolores de rodillas al mes 6 de tanta carga, molestia en un tobillo al mes 9… como ven, ¡nada que no se pudiera solucionar!

Hace exactamente un año, mi traumatólogo –Pancho Soza, de clínica Tabancura– me las cantó claras: o te entrenas como la gente, con un viejo zorro brillante como Cristián Sieveking, o vendrás una vez a la semana a quejarte de lesiones. Listo, nada más que pensar. Llamé al tal Sieveking, un ultramaratonista que resultó no sólo ser brillante, sino que también contenedor, paciente, bondadoso, estricto, perseverante, serio, inmutable… ¡fascinante! Lo primero que me dijo fue que no le gustaba mucho entrenar a mujeres porque dejábamos los entrenamientos botados al más mínimo inconveniente. Sin demostrar mi impacto, pensé: “Este tipo no sabe que yo estoy en otra categoría, entrenaré como cabrona, tengo palabra”. Y así, me levanté sagradamente, cinco veces a la semana, a las 06:20 am. Dio lo mismo que en Colina hicieran 3º bajo cero, me abrigaba y listo, no era tema. Tampoco era cuento el agotamiento, los días de lluvia, los de sol abrumante. Recuerdo una vez que debía trotar 7 míseros K y lloraba de rabia, frustración de sentir que el corazón no me daba, subia la loma maldita y me preguntaba “qué cresta hago aquí, podría estar leyendo el diario con mi marido”. Cuando le escribí a Cristián y se lo comenté me respondió: “La primera lección que debes conocer es que el trote es como la vida. Hay días buenos y días malos. Es un reflejo de lo que hay en ti”. Calzaba perfecto.

Desde esa vez empecé a entender que el running es bastante más que ir a preparar fuerza a un gimnasio y correr como Forrest Gump. Es algo más bien divino, algo que es 100% mental una vez que tu cuerpo está preparado para acusar el golpe. ¡Cuántas veces baje por las calles sintiendo que era indestructible! Correr es estar dispuesto no sólo a fortalecer tu corazón, sino que trabajar duro para ordenar tu mente a permanecer estable en el aburrimiento sistemático que muchas veces trae el correr distancias de más de una hora sólo porque sí, sin que nadie te aliente, sin que otro te felicite, sin que existan puntos de hidratación. O sea, es entrenarse de manera íntima para ejercitar la voluntad, hacer que el alma tenga ganas de expresarse y darle cabida a la vida para que te muestre lo que tiene dentro de ti y que muchas veces no aflora por estar demasiado preocupados en la vida diaria…

A mis primeros 21K llegué con todo esto en la espalda. Nos fuímos con mi padre, mi amiga Alejandra –partner de conversados largos trotes los sábado AM por Colina– y un gran amigo, Polo. Mi padre corría 10K y los otros 3 íbamos por 21. Nos creíamos la muerte.

Nos encajonamos apenas llegamos, era una sensación rara. Recordé que hace un año, mientras venía en el metro y veía a los que corrían 21K pensaba “algún día”, mientras mi padre insistía en que “es demasiado, es un esfuerzo sobre humano”. Y yo, porfiada, insistía en un “cómo va a ser para tanto”. Y ahí estaba, un año después, era mi minuto. Largamos, con la adrenalina a mil, nuestros pasos eran vibrantes, sonreíamos de fascinación, tomamos un ritmo majestuoso, perfecto. Esta vez no llevaba pulsómetro, total, esto era un pacto directo entre mi corazón y yo, ya habíamos sellado el acuerdo de unión eterna. Ibamos perfecto, comíamos Frugele cada 5K (me los tragaba, era imposible comer y concentrarse en correr). Primer punto de hidratación con bomberos y sus sirenas, bandas de música y una mujer gritando desde un balcón “corran, corran para que tengan buen físico”. Genial! Otra lindísima mujer, seguramente con las ganas frustradas de haber sido porrista, estaba con dos pompones sensacionales saltando como si la alegría de vivir fuera lo único relevante en esta vida. Más allá la gente sacó sus mangueras, nos convidó agua de sus casas y formó duchas multitudinarias que nos refrescaban los sesos (nunca olviden que en todo orden de cosas la mente se cansa antes que el cuerpo). Tomamos Matta, llegó el temor por la altimetría de esta maratón. Se venían 6K de subida infinita, con un sol potente, con hoyos en las calles. Pero recuerdo que doble aquel semáforo y enfrenté Matta bajando mi mirada a 1.5 metros, clavé mis ojos emocionados directo en el piso, usando una técnica de meditación budista que aprendí en Shambhala y que es mi gran herramienta para correr y vivir más feliz. Y me dije: “paso a paso, baja los hombros, relaja el diafragma, da pasos livianos, siente cómo vas, eres una máquina, ya te hidrataste, ya comiste carbohidrato, confía en tu entrenamiento, deja que tu mente descanse en lo trabajado”. Y llegamos al primer control de 10K, luego se vino el Estadio Nacional y tomamos Campo Deportes. Estaba escrito, esto era de otro mundo. ¡Me sentía tan bien! Era tanto mi control, tanta mi estabilidad, que le dije a mi amiga Ale: “siento que voy tan bien que en cualquier minuto capaz que me muera, esto no puede ser normal”. Y resulta que sí, cuando entrenas como se debe, esto es lo normal.

Luego se vino Antonio Varas y recibimos Pocuro con el décimo C-H-I gritado desde lo más profundo de la tripa… con la Ale gritábamos emocionadas por las mujeres que corrían sin descanso. De pronto vimos el kilómetro 12, el 13 y el 14. Hasta aquí era terreno conocido, habíamos entrenado 14K…

Desde aquí en adelante recordé las palabras de Murakami, al enfrentarse a kilómetros nuevos. Decía, en su libro “De qué hablo cuando hablo de correr” que los kilómetros desconocidos son tierra fértil para vivir experiencias que marcan la existencia. Y fue así. Por segundos sentí algo alucinante. Se trataba de una especie de energía que me acariciaba la espalda, era indescriptible, fascinante, encandilante. En esa milésima de segundos recordé a mi gran amigo y profe de yoga Pablo Krauss, quien corrió ese minuto conmigo y me dijo en secreto “es shakti”. No sé si realmente lo fue, siento que sí, no porque esté loca, sino porque sinceramente percibí cómo una serpiente se enrollaba por mi cuerpo y me hacía sentir indestructible… Dejé de percibir mis pasos, era como si me llevaran sostenida desde lo alto. Sólo desperté cuando miré mis zapatillas, que se movían en un ritmo que era casi de otro mundo. Y cómo no, si estaba en una velocidad de sueño para mi entrenamiento (5.10 minutos el kilómetro, que lo supe después, al ver el GPS)… Algo me llevó a correr así, claramente no era sólo el entrenamiento. Era una instancia que tenía relación directa con lo divino…

En todo el recorrido, nunca pensé “me faltan piernas”, uno de mis grandes sustos después de leer esta crónica publicada en Emol el año pasado, referente a Mis Primeros 21K. Es más, en el K17 las empecé como a cachetear… nunca olvidaré que bajando Eleodoro Yañez golpeaba mis piernas con amor infinito, las miraba cada vez más armadas y dispuestas, con la idéntica disciplina de su dueña, y me dije “qué maravilla, me sobran piernas, me sobra orden mental, me sobran los kilómetros”…

Cómo quitar de mi mente cuando llegamos a Eleodoro Yañez con Roberto del Río. Eso significaba que la altimetría de la medio maratón se había terminado, la subida ya era una anécdota. Le di la mano a la Ale y le dije, “ya estamos”. Ella, prudente con su tendón roto de rodilla me contestó “vamos bien, gran ritmo”. Empezamos a bajar y mantuvimos los minutos por kilómetro, sólo aceleré y me quedé sola los últimos tres. El resto fue en comunión, ¡nos apoyamos tanto!

Y llegué. Logré la meta. Soñaba con hacer esto en dos horas y media y la meta decía 2:09 de tiempo oficial, 2:06 de mi chip. ¡Era lo máximo! Y es que al final del día el trote, una vez que el cuerpo está preparado, definitivamente es 100% mente. Hoy no sólo corrí 21K, sino que me amo más, creo más en quién soy, sé que puedo, entendí que si uno se prepara lo logra, lo que sea, dónde sea, cómo sea. La vida bien vivida es un premio. Miro hacia atrás y esto lo logré conociéndome profundamente a mí misma. Me acerqué a mi cuerpo, lo entendí, le di la mano, le imploré ser partners para vivir grandes cosas. Y desde esa vez bajo mi ansiedad, duermo increíble, despierto perfecto, nunca más supe de una crisis de panico, ni de males extraños. Todo esto corónenlo con un sms de mi super coach ayer en la tarde: “Me alegro mucho, hoy aprendiste lo principal, que es pasarlo bien”.
Todo, lo que quieran, se puede. HAY QUE PASARLO BIEN!!
Keep running.

PS:
-Gracias a mi marido amado, Eduardo Fuentes, con paciencia de santo tomó fotografías soñadas y me deja entrenar sin culpas, me disculpa que los viernes yo no quiera carretear y prefiera “guardarme” para mi entrenamiento del sábado. Love U!
Gracias a mi mamá, que cree en mí y sé que estará gritándome cuando corra mi primera maratón, ¿por qué no? ¡Es mental! :)
-A mi padre, por enseñarme que el deporte es lo único que nos salva la vida y nos hace seres humanos más sensibles, felices y grandes.
-A mi entrenador, Cristián Sieveking de Running Chile. Sos lo máximo viejo guapo brillante. ¿Ves que no todas las mujeres somos iguales? ;)
-A mis perros Tell y Thai, que desde el cielo me cuidan las corridas matinales por Colina. ¡Los extraño tanto!
-Gracias Cosmo Girls, que desde el Twitter me han hecho sentir especial con mi entrenamiento.
-Gracias Pato Venegas, Gabriela y Laurita por estar ahí y gritar mi nombre en el K16. Son cosas que uno no puede olvidar… I’m speachless!
Y gracias a la vida, que definitivamente, nos ha dado tanto!

34 comentarios

Daniela

09 de enero de 2013

Ay que motivante tu columna! hoy me inscribi en 21k de adidas, estoy muy emocionada! hasta ahora solo he participado en corridas de 10k, pero hoy me atrevi y me puse el desafio 2013. Busque en google "mis primeros 21 k" y llegue a tu columna, muy motivadora! graciaas!

Andree Burgat

13 de junio de 2012

Anonima, acabo de ver este mensaje, por casualidad. Creeme que. aunque a veces cueste aceptarlo, la vida merece ser vivida. Lo unico que me queda a mí es enviarte fuerza y voluntad para que, si realmente sientes que amas a esa mujer, des la cara y dejes de vivir con la sensación de que escondes maldad. No hay nada de malo, no es un error lo que vives, solo es... Costará al comienzo, pero luego tu alivio será infinito, podrás mirar a todo el mundo a la cara y sentir que eres derecha, que sabes lo que quieres y que te atreves a comunicarlo. Sinceramente, sé que serás capaz. Que lo hagas hoy o mañana no cambia las cosas, pero te evita continuar en el sufrimiento. Un abrazo linda, luche por lo que siente, lo que cree y por su derecho implícito a abrazar como pareja a quien usted quiera. Eres libre. Andree

Pamela

16 de mayo de 2012

me encanto esta entrada...me emociono y motivo hacer algo asi =)

anonima

25 de abril de 2012

querida andree nose si tu leeras esto que hoy escribire pero me encantaria que si lo fuera me encanta la revista y siempre hay datos que me suben el animo. hoy fue mi segundo intento de suicido llegaron mis amigas a tiempo y me salvaron de lago horrible que yo no quiero cometer. ella no saben el transfondo se la situacion porque me da verguenza que lo sepan nose como van a reaccionar si les contara que tuve 10 años de relacion con la mejor amiga de las 6 que somos, hemos terminado o sea ella ha terminado conmigo porque dicen que fueron 10 años de maltrato y tiene razon pero se y sabe tambien que para mi asumir esto era demasiado, por la familia, los amigos y el trabajo , la engañe mil veces con tipos por querer escarme de esta realidad y para que los demas no siguieran pensando lo que de verdad es. hoy me siento morir, dice que soy lo mas importante de su vida pero que es logico terminar, se que encontro a otra mujer que es asumida completamente. me siento podrida y hoy tome una de mis tantas cosmo y el articulo era has pensado en el suicido? agosto 2008, el mes de mi cumple y el tema que hoy te cuento no sabes cuanto agradeceria un consejo un mensaje, algo me siento podrida y nose por donde empezar gracias

Claudia Vega

18 de abril de 2012

Hola.. No sabes la emociòn que siento al leer, tu historia. Estoy inciiandome en las carreras, inicie con10k, y ya corri 3, este fin de semana voy a participar en mis primero 21k,, y desde que corri la primera vèz, tuve una conexiòn Divina, como lo describes. Pense y si corro un 21k. y ya voy a probarme, mi resto es recorrerlo, caminar, trotar, y hacerlo. y despues participar en otro y ponerme meta de reducir el tiempo- Tu articulo me inspiro...gracias por compartir tu experiencia... Infinitas bendiciònes y felicidades

Valentina

09 de abril de 2012

Que buena Andrée! Yo esperaba que en.la cosmo de abril apareciera tu historia, pero aunque estoy media atrasada te mando un abrazo y espero que sigas aumentando los kilometros! Me imagino la sensacion increible que sientes con cada trote matutino, debe ser exquisito! Espero algun dia entrenar igual que tu. Felicidades :)

Elsa

08 de abril de 2012

Escribes muy bien, me encanto tu relato. Yo este año no participe en la maraton porque mi hijita esta muy pequeña. Pero el año pasado corrimos juntas nuestros primeros 21K, los corri con 3 meses de embarazo y en 2 horas y media feliz porque se lo contare a ella cuando sea grande. =) Fue la primera de muchas aventuras que emprendemos juntas.

Cyn

05 de abril de 2012

Cuerpo y mente son uno solo, que emocion, me acuerdo yo toda creida cuando corri 5 kms aca en Viña el año pasado jajajaja Saludos!!!!!

Amanda

03 de abril de 2012

Primero que todo felicitaciones!! Es un gran logro! Segundo: Qué flaca estás Andrée, y créeme, eso siempre es un halago!

Constanza M

03 de abril de 2012

Andree me encantó cada palabra que escribiste. El domingo corrí mis primeros 10K y llegué emocionadísima, creo que corrí con una sonrisa en la cara casi toda la carrera. Me sentía tan feliz de estar ahí entre la masa naranja y haber cumplido mi meta de correr hasta el final y sin parar nunca. Esa sensación de llegar a la meta es única. Yo empecé con 5K, después con 8k, y ya que superé los 10K ahora estoy más que motivada a empezar mis entrenamientos para los 21K, no se si los corra el próximo año o en dos más, cuando esté más preparada, pero sé que lo voy a lograr, porque de esto se trata el running o no? De ponerse metas personales e irlas cumpliendo. Ánimo a todas las corredoras que están empezando en esto, es un deporte total, que te llena de energía y nos hace sentir full conectadas con nosotras mismas. Felicitaciones por tus primeros 21K!!!! y gracias por compartir con nosotras esta gran experiencia.

Naty

03 de abril de 2012

Me emocionaste!!! recién hoy pude leerlo y tienes eso llamado perseverancia! Te admiro ene!!! Cariños infinitos! :)

Rocio P.

03 de abril de 2012

Demuestras lo tenaz y porfiadas que a veces somos las mujeres para conseguir aquello que nos hace falta en la vida y nuestras propias metas... """que los kilómetros desconocidos son tierra fértil para vivir experiencias que marcan la existencia"""" Felicitaciones¡¡¡¡¡¡¡

Andrea

03 de abril de 2012

Siii yo tb me emocione mucho y diste un gran aliciente.gracia spor compàtir tu gran experiencia y felicitaciones. Mi consulta es como es la técnica de meditación budista que aprendiste en Shambhala,si me la puedes comptari muy agradecida Un saludo y beso grande!

Natoncita

03 de abril de 2012

Ay Andre, me hiciste llorar con tu post!!! me encanto... Te felicito, eres seca!. Entiendo completamente de lo que hablas, yo entreno y compito en natación y sé lo que es el entrenamiento, el cansancio, la perseverancia y las ganas de superarse. ídola!!

Gabriela

03 de abril de 2012

Felices de haber compartido desde la calle este hito en tu vida. El aprendizaje y el cansancio. Aplaudir la perseverancia y la profunda humildad que rodea tu experiencia. Un abrazo gigante para ti!

eVe

02 de abril de 2012

Felicidades!!! tu has sido mi motivación para salir a correr... el 2 de enero comencé a correr en las mañanas y mi vida a tenido un vuelco importante, nunca he sido sedentaria ya que soy bailarina pero mis días son mas enérgicos gracias a este deporte... apenitas llevo 6k pero espero que luego sean 10K y así sucesivamente... un abrazo

Carola

02 de abril de 2012

andree me encanta leer tus post son siempre los mas motivados! sea del tema q sea! ahora yo tambien empece a correr porque me aburri del sedentarismo =) te queria preguntar cuales son los cuidados y precauciones que hay q tener, ya q yo lo hago sin coach y tu le das bastante importancia a esto. sigue asi y felicitaciones !! proximo año espero poder realizar mis primeros 21k! ya hice los 5k y en mayo se vienen los primeros 10k y es verdad que hay muchas cosas que uno no haria si no estuvieran las personas que uno mas quiere apoyandote..todos ellos son parte de nuestros triunfos! un abrazo enorme =)

Nayadeht

02 de abril de 2012

Andree: Este año corri mis primeros 10K, lamentablemente no te vi entre el mar naranjo para felicitarte por tu labor y por los 21K; tengo que admitir que fue una gran carrera; fascinante; a mi me quedo chica asi que comenzare con mi entrenamiento para los 21K; la sensación de apoyo entre todos los corredores; para mi lo mejor fue que al doblar en el metro Salvador se escucho AC/DC; y ver en Plaza Italia 8K, Uf¡¡¡¡¡; me quedan 2 kilómetros. Llegue como una lechuga; no eran mis primeros 10, pero estos eran especiales, pensar que hace 3 meses apenas hacia 5K y ahora me inscribo en cada carrera que puedo. Solo puedo decir a todas las mujeres que correr libera, saca el estrés, ayuda al cuerpo y al alma; por que como dices tu todo esta en la mente; si nos convencemos de no hacerlo simplemente nadie mas lo hará. Así que bien a sacar las zapatillas y correr por Chile; sin importar que nos miren, sin vergüenza, la mayoría de las personas encuentran que es loable correr por que muchos no se atreven.

Clau

02 de abril de 2012

Ohhh, este relato me estremeció! Felicidades! Hermoso, hermosa experiencia.!

Alimede

02 de abril de 2012

Nos emocionaste con tu 21 K... Felicidades!!

Nati G.

02 de abril de 2012

Me emocionaste hasta las lágrimas Andree. No tengo más palabras que agraceder que compartas esta pasión con nosotras! Un abrazo :) Nati

Kiara

02 de abril de 2012

Ando en esos días de niña y esto me ha hecho llorar a mares. Yo creo que no te imaginas cuanto influyes en nuestras vidas, cuánto influye la revista en nuestras vidas y esta página las hace ver a ti y al resto de chicas ( Sole Hott, Ale Medina,Andre L etc. ) tan cercanas, casi amigas. A veces siento por lo que escribes que eres una mujer ultra espiritual y lo compruebo por la meditación que cuentas que realizaste y me encanta!! Quizás yo no corro, lo intenté, pero mi cuerpito me lo impide, pero sabes? toda la energía que transmites la cambié y ando en bici todos los días después de la pega. Me encanta! Eres una seca, todas las chicas cosmo somos secas! Te felicito de todo <3 Cariños a todas :)

Carolina

02 de abril de 2012

Primero quiero decirte q eres una persona admirable! Tienes un coraje envidiable y a la vez agradezco a herramientas como twitter q hace posible q pueda "conocer" personas como tu siendo casi amigas sin serlo solo por el hecho de leerte y hasta alegrarme de tus logros. Me encantaría disfrutar de la experiencia de correr para ser tan feliz como cuentas en tus historias, lamentablemente mi problema a las rodillas me lo impide aunque a través de tus post, tweets, siento cada experiencia tuya como mía :) es algo bastante loco o raro pero siento tu felicidad como parte mía! :) gracias por todo lo q entregas, quizás desde el inconsciente pero eres una inspiración para muchas de nosotras!!! Felicitaciones y abrazos sinceros por montón (k) desde Calama city :D

Ale

02 de abril de 2012

Gran ejemplo amiga querida! Con esa fuerza interior lograras todo lo que te propongas en tu vida! Gracias por regalarnos tu experiencia y motivarme a correr mis primeros 10 k en un año mas!

Macarena

02 de abril de 2012

IDOLA ANDREE!!!! ME LLENASTE DE FUERZA!!!!!

Clau

02 de abril de 2012

Que espectacular, la forma en que lo cuentas me hace casi imaginarlo como lo viviste, pero claramente vivirlo debe ser alucinante!! Creo que tienes mucha razon con lo de conocer y amar nuestro cuerpo, yo la verdad soy flojita, a veces tengo crisis de angustia y siento internamente que algun tipo de actividad en la que me dedique cuando la haga al 100% me ayudara muchisimo a ayudarme internamente. Por ahora comence con la meditacion hace algunas semanas y me ha ayudado montones, espero darme el animo de ayudarme con actividad fisica y empezar a cuidarme mas. Bendiciones!!

Jazmin

02 de abril de 2012

Andree, Qué maravilla lo de ayer!!! Un gran logro y una gran aventura. Gracias por compartir esta experiencia y darnos lección de fortaleza. Admirable! Espero ver pronto uno sobre tu primera Maraton!!! Cariños.

Andree Burgat

02 de abril de 2012

Niñitas, GRACIAS, qué lindo todo lo que escriben. No se conformen nunca, uno DEBE entrenar no por correr kilómetros, sino que debe entrenarse para ser más estable, para cesar la mente, tranquilizar los sentidos, alargar los silencios, conocer su cuerpo, nuestra única catedral divina. Son tantas las cosas que hay aquí, en esta foto, no se imaginan! Hoy me duelen las piernas, mis cuádriceps me ruegan no bajar escaleras, pero es parte del esfuerzo, es un dolor exquisito, es la prueba que esto no fue un sueño. Lindo saber que las motivo, que mi vida sirve para que otras sean más felices. Ha sido un honor :)

Fabian

02 de abril de 2012

Querida!! Que bençao saber que cada día da pasos de #Crack...Un forte abraço!! de La CeU y mio! Idola todo el rato

Kari Kari

02 de abril de 2012

Querida Andree: Me seco las lagrimas al terminar de leer tu experiencia de vida. Cuanto extrañaba leer algo escrito por ti. En estos años en que volvi a comprar la Cosmopolitan y me encontre con la editoral Chilena, han sido mi mejor amiga, tus escritos han llegado en el momento justo, me han motivado, he descubierto que todo tiene una relación en esta vida, nada es porque si, Te agradesco tu sinceridad y tus ganas de ser mejor persona y vivir esta vida feliz. Te felicito por todos tus logros, por ser perseverante, por tu matrimonio, por no conformarte nunca, por ser un ejemplo para todas. Miles de gracias y feliz por ti, por cumplir tu meta. Sigue asi, que la vida te de muchas alegrias. Yo seguire inspirada por ti, porque todo se puede si se quiere, soñando y cumpliendo mis sueños.

Paz Alejandra

02 de abril de 2012

Me Has Hecho Llorar De Una Manera ! Eres Un Ser Tan Lleno De Luz De Amor De Magia Que Es Imposible No Inclinarse Ante Tan Cargada Emotividad ! Siempre He Sentido Un Real Cariño Por Don Eduardo Fuentes ! Soy Una Animalista Activista Por Tanto Abrazo Cada Palabra Que Esboza En Beneficio A Nuestros Animales ! Ahora Comprendo Ese Infinito Amor Que Siente Por Ti ! Como Televidente Lo Noto Lo Percibo ! De Veras Que Quede Tremendamente Orgullosa De Saber Que Existen Personas Tan Agradecidas De La Vida De Su Vida ! Que Dios Siempre Mantenga Tus Alas Abiertas ! Shalom !

Macarena Badilla

02 de abril de 2012

Simplemente tres palabras: te admiro y GRACIAS!!! Gracias por la motivación que día a día nos das con tus tweets sobre tu entrenamiento y por mostrarnos a las que buscamos esa energía, que se puede!!!!!

valentina

02 de abril de 2012

me encantó el post!, haces referencia a muchos términos budistas que no los conozco pero me gustaría hacerlo, veo que te han ayudado mucho en tus ejercicios mentales que es lo principal para mantener la motivación y constancia en el running, y que pucha que cuesta tenerlos!, hace mucho que no corro pero me está picando el bichito, creo que sacaré mis zapatillas, me inspiraste por mil para volver a correr!!, gracias! :)

katie

02 de abril de 2012

No tengo una palabra que decir. Felicitaciones!!! te admiro muchisimo :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último