06 de 02 de 2012

Rajastán, “viscoso, pero sabroso”

Rajasthan calza exactamente con esa frase del Rey León cuando Simba come por primera vez esos bichos de colores que se ven asquerosos, pero que al final resultan ser muy ricos.

La India es igual, la primera impresión, como les conté hace un par de semanas, es la peor y dan ganas de salir corriendo, pero con los días se le va agarrando el gusto al lugar y termina teniendo un aire que absorve demasiado. El acostumbrarse a las personas, las comidas, a los olores y el meterse dentro de la cultura es lo mejor.

Estas últimas 2 semanas he estado recorriendo una región que se llama Rajasthan, les cuento el recorrido…

Salimos de Delhi camino a Mandawa, un pueblo con casas antiquísimas, demasiado lindas, que tenían pinturas maravillosas por afuera. Pasamos ahí una noche y fuimos camino a Bikaner. Camino a esa localidad (donde lo más lindo era el fuerte que había) pasamos por Deshnok, que ha sido una de las cosas más impresionantes del camino; había un templo donde adoraban a los ratones. Habían muchísimos y teníamos que entrar al templo sin zapatos, la gente les daba comida y leche, y los ratones pasaban demasiado cerca. Aguantamos como 10 minutos adentro y tuvimos que salir prácticamente corriendo.

Luego de esto vino el primer destino realmente impresionante, Jaisalmer, que junto con un lago y un fuerte hermoso, incluía un camel safari en el que nos llevaron al desierto a camello, y donde dormimos al aire libre mirando el cielo más estrellado que había visto en mucho tiempo. A pesar del frío y del resfrío que todavía no se me pasa, ha sido de las mejores cosas que he hecho en la India.

Después de Jaisalmer fuimos a Udaipur, que tiene colores impresionantes, un lago y un palacio que parece fuera una ciudad casi que salida de un cuento, realmente preciosa (aquí también tienen la mejor pelota de chocolate del mundo). Fuimos a ver el atardecer desde la cima de una montaña y fue impresionante ver lo rojo que se pone el sol en estos lugares cuando se esconde.

Y así volvimos más al norte a Jodhpur, donde lo principal es el fuerte, y después a Pushkar, un pueblito que tiene un lago sagrado que es precioso. Aquí aprovechamos de relajarnos un poco y sólo dedicarnos a caminar y recorrer el pueblo.

Por último, llegamos a Jaipur, la capital de la región de Rajasthan, que como todos los lugares a los que hemos ido, tiene templos y palacios donde los maharajas y las guerras son los principales protagonistas de todas las historias.

La India tiene un sabor especial que he aprendido a querer, el mirar a las personas a los ojos y darse cuenta la mirada penetrante que tienen es increíble! Si bien a veces da un poco de miedo, los ojos de las personas aquí son simplemente impresionantes y no puedo dejar de sorprenderme todos los días, es increíble ver desde un camello al atardecer en el desierto, hasta una simple niña que con una sonrisa dice “hello” y mira con una cara de ternura increíble que es imposible no mirarla y quedarse tratando de hablar con ella un rato…

5 comentarios

carmen

15 de febrero de 2012

Coni mi amor que lindo que puedas esatr eneso lugares tan exoticos para nosotros pero tan duros para la gente que vive alli dia tras dia ,admiro tu coraje de ir solita y gacer lo que haces muchas benciones d y amor de tu tia

Coni

13 de febrero de 2012

Gracias a ustedes por leerme!!!

Dora

11 de febrero de 2012

Conny, que emocionante tu aventura, gracias por hacernos viajar en nuestra imaginación con las descripciones de los lugares en los que estás.... mucha suerte!

leyla

08 de febrero de 2012

holaa, muy bueno el reportaje de la india....yo viajo a finales de abril, y la verdad que sirve bastante...la foto de la niñita se paso, es preciosa...saludos

Sofia

07 de febrero de 2012

Increible!!! que envidia! disfruta muchoo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último